El Quimbo y el Huila avasallado por Emgesa

21 de diciembre del 2015

La empresa debe cumplir con todos los compromisos establecidos en la licencia ambiental.

Es sesgado y malintencionado sugerir que el Huila le quiere impedir al país recibir la energía que suministra la hidroeléctrica El Quimbo, puesta en funcionamiento bajo avasallamiento insolente y despectivo de Emgesa.

 Apagar las turbinas es una consecuencia normal de una decisión judicial, la medida cautelar del Tribunal Administrativo del Huila, que mantuvo la postura por encima de las presiones ejercidas por el ejecutivo nacional. Y no sobra exaltar la independencia, el valor civil y el carácter de los magistrados que –no habiendo cambiado las razones que los motivaron- ratificaron su decisión.

El gobernador, Carlos Mauricio Iriarte, quien se venía quejando –casi gritando- sobre los abusos de Emgesa, sin ser oído por la empresa ni por las autoridades ambientales nacionales (sí por la CAR regional), explica el momento jurídico y legal:

“La medida cautelar del Tribunal quiere garantizar los derechos a un medio ambiente sano de Colombia y por supuesto de los huilenses, y garantizar que las cosas se hayan hecho bien con respecto al llenado de El Quimbo y al desarrollo mismo de la compañía. Lo que se ha probado, en el proceso, es precisamente que no se ha cumplido lo estatuido en la licencia ambiental; hay una diferencia de unos 50.000 metros cúbicos entre lo que dice la autoridad ambiental, que es la CAR, y lo que sostiene la ANLA”.

Emgesa –opino yo- ha atropellado al Huila, con desprecio, con mentiras, con ofrecimiento de acciones que no cumple, con una altanería odiosa que se sintetiza muy bien en el estilo y personalidad del gerente Lucio Rubio, un personaje que embauca con su encanto personal pero perverso en las intenciones y embustero si necesita.

En lo sucedido no hay culpa de los huilenses ni del gobierno departamental ni del tribunal, sino una actitud avasalladora de la empresa, que ha querido arrancar el proyecto a cualquier precio.

Emgesa debe cumplir con todos los compromisos establecidos en la licencia ambiental, en lo que respecta a compensaciones del Departamento del Huila, y todavía no lo ha hecho.

Iriarte es rotundo: -Este es un lío que no solamente tiene que ver con la generación de energía sino con el respeto a los derechos del Departamento del Huila, de la región y de los colombianos.

El Ministro de Ambiente alerta sobre daños graves, y el gobernador responde:

“…Si el agua se está pudriendo no es porque no se genere, sino porque al llenar la represa se hizo sin cumplir los requisitos de la licencia, que era limpiar todo el paso de la represa, esa es la consecuencia normal de haber hecho las cosas mal. El perjuicio se causó cuando la empresa, atrevidamente, llenó el embalse sin cumplir los requisitos totales de la licencia ambiental.

Estamos de acuerdo con Iriarte todos los huilenses. Se deben respetar derechos de comunidades. La generación de energía no puede pasar por encima de fallos judiciales, de licencias ambientales, no puede pasar por encima de la Constitución, la ley y los derechos ciudadanos.

El Huila ha sido atropellado por Emgesa, que llenó la represa y empezó la generación de energía sin el cumplimiento de los requisitos legales.

Que no venga Lucio a posar de víctima. Ni el alto gobierno a insinuar indolencia del Huila frente a la escasez de energía. Alguien tenía que levantarse y decirle al país que no somos mensos ante el ultraje.

@artunduaga

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO