El testamento de Uribe

4 de noviembre del 2019

Por: Carlos Salas.

Ser o no ser uribista Opinión de Carlos Salas

“Hice respetar a Colombia en lugar de congraciarla con el Foro de São Paulo y el Castro Chavismo”.

Álvaro Uribe

En 80 puntos Álvaro Uribe hace un repaso de su comportamiento en la política. Mi “extrema derecha” es el título de este largo listado que se constituye en una confesión como en un testamento, en cuanto, como lo define la Real Academia, es donde, quien lo escribe en el último periodo se su actividad, quedan “expresados los puntos de vista fundamentales de su pensamiento en forma que él o la posteridad considera definitiva”.

¿Por qué la ironía al titular este trascendental documento? De “extrema derecha” es como sus enemigos lo catalogan pretendiendo con ello aniquilarlo ideológicamente. Sus más acérrimos contrincantes vienen de la izquierda extrema pero también se encuentran en la izquierda moderada o el centro donde algunos se inclinan a la izquierda y otros a la derecha pero comparten su antiuribismo. A ellos va dirigido el título.

Dentro de sus partidarios unos pocos se consideran orgullosos de pertenecer a la extrema derecha. Definitivamente a ese grupo no va dirigida la ironía, en ellos no hay lugar a las comillas con las que el autor se refiere a su supuesta “extrema derecha”. Pero a la mayoría de los uribistas no le gusta ni un extremo ni el otro porque cree “en democracias que avanzan con seguridad, inversión privada, cohesión social, pluralismo participativo y fortaleza institucional”, como se encuentra escrito en el primer punto, dejando muy claro que  “estos parámetros superan el obsoleto encasillamiento de extrema derecha o izquierda”.

Durante un siglo la humanidad ha padecido de todas las desgracias que esos extremos ideológicos han traído consigo. El comunismo que quieren revivir en esta dolida tierra, debería haber sido condenado a desaparecer como lo fue el nazismo hace ya setenta cuatro años.

Leer cada una de los puntos de este listado es motivo de reflexión. Con total claridad expone Álvaro Uribe su pensamiento político en máximas pero también dando muestras de su comportamiento democrático y repasando algunas de sus realizaciones que han sido muchas y notables.

Para quienes, desde el Centro Democrático o simplemente como uribistas, quieran argumentos para defenderse de los continuos ataques de parte de los que pretenden imponernos un modelo socialista bolivariano, este listado es la mejor arma con la que pueden contar. Y si por milagro algún contradictor se pone en el trabajo de leerlo con atención y sin prejuicios, con seguridad su visión cambiará.

Me permito copiar y pegar este valioso documento que nadie puede pisotear y menos condenar a su autor al ostracismo:

1. Creo en democracias que avanzan con seguridad, inversión privada, cohesión social, pluralismo participativo y fortaleza institucional. Estos parámetros superan el obsoleto encasillamiento de extrema derecha o izquierda.

2. He discutido con sectores de la justicia, he argumentado contra decisiones y actuaciones políticas que afectan mi reputación, soy partidario de la Única Corte. Pero me someto a la justicia.

3. He discutido con periodistas, me bajé del status presidencial para discutir cara a cara con algunos de ellos. Denuncié del anterior Gobierno la dañina práctica de la mermelada a medios.

4. Pero, nunca he pedido un editorial, ni que lo cambien.

5. Nunca he pedido que pongan o saquen a periodista alguno.

6. Mis medios son las redes, el Congreso y las calles de Colombia.

7. No he retrocedido ante el abucheo o el ataque. He ofrecido el debate que escasamente aceptan.

8. La integración entre la democracia representativa y la participativa es fundamental en nuestra era.

9. La participación sin representación se anarquiza, y la representación sin participación se deslegitima.

10. El Estado de Opinión es expresión elevada del Estado de Derecho, siempre dentro del Ordenamiento Jurídico.

11. Formar, orientar e incluso contradecir opinión pública, es hacer Estado de Opinión.

12. El liderazgo tiene que contradecir y muchas veces debe enfrentar las tendencias de opinión que se imponen.

13. La seguridad es un valor democrático. En su ausencia no hay inversión ni recursos para lo social.

14. La colaboración ciudadana con las instituciones armadas es necesaria para tener seguridad con transparencia y eficacia.

15. Sin seguridad no hay alternativas de poder.

16. La seguridad es la mayor garantía para lograr paz estable.

17. La impunidad total a uno de los agresores del Estado de Derecho estimula nuevas violencias.

18. Pretender condenar a un agresor y absolver al otro, por sesgos ideológicos, no contribuye a la paz y mina la credibilidad en la justicia.

19. Nuestras Fuerzas Armadas han sido respetuosas de la democracia. Quienes de sus integrantes han delinquido han recibido duras sanciones.

20. No se debe poner en el mismo nivel al terrorismo y a las Fuerzas Armadas Democráticas. Afecta la moral institucional.

21. El narcotráfico arrolla a las instituciones y destruye al medio ambiente.

22. La drogadicción hace esclavo al ser humano, le arrebata el control de sus voluntad, sin lo cual no hay raciocinio ni libertad para tomar decisiones.

23. Creo haber sido el Presidente que más dialogó con los miembros de las Fuerzas Armadas.

24. Quiero a los soldados y policías de Colombia, propicié que errores y dificultades se ventilaran en público, sancioné falsos positivos y he denunciado la falsa acusación.

25. No he dado mal ejemplo en la palabra o en los hechos a los soldados y policías de Colombia.

26. Se actuó con eficacia y transparencia frente a todas las expresiones violentas.

27. Disminuyeron sustancialmente el narcotráfico y el narcoterrorismo.

28. Hice respetar a Colombia en lugar de congraciarla con el Foro de São Paulo y el Castro Chavismo.

29. Asumí las dificultades y delegué los éxitos como el rescate de Ingrid.

30. Apoyé a todos los gobernadores y alcaldes sin tener en cuenta el origen político de su elección.

31. La protección de la selva fue nuestra obsesión ambiental; 200 mil Familias Guardabosques.

32. Dimos impulso al ecoturismo.

33. Introdujimos los biocombustibles y la primera generación de energía eólica.

34. La Refinería de Barrancabermeja redujo sustancialmente las partículas de azufre en el combustible.

35. En siete ciudades se impulsaron los sistemas modernos de transporte masivo.

36. Prefiero la economía de crecimiento con inclusión que la economía de reparto que finalmente nada deja para repartir.

37. Creo que la alianza empresa trabajador, debe prevalecer sobre la economía estatal. Esto es diferente al dilema anquilosado entre estado y mercado.

38. La austeridad en el Estado no lo priva de sus competencias de intervención y promoción, al contrario libera recursos para lo social y la inversión requerida.

39. Insistimos en menos impuestos y mejor remuneración (prima adicional).

40. Las rigideces laborales atemorizan la creación de empleo.

41. La pauperización remunerativa estimula la desconfianza en la iniciativa privada y la deslealtad entre empresarios y trabajadores.

42. La cobertura universal de educación debe ser acompañada de emprendimiento y empleo para los jóvenes. Las flexibilidades de tiempos y horarios no pueden justificar baja remuneración.

43. Que el joven estudiante pueda ser contratado por horas o por días pero sin disminución salarial.

44. La relación crítica entre tiempo de trabajo y tiempo de familia nos lleva a proponer que la jornada de trabajo se reduzca a 45 horas sin afectar la remuneración.

45. El discurso de lucha de clases y el egoísmo en el capital frenan la inversión y el emprendimiento.

46. Promovemos el discurso de la economía fraterna.

47. Creemos que el entendimiento social con una buena economía se constituyen en los pilares de la estabilidad democrática y de la verdadera paz social.

48. Siempre hemos propuesto el equilibrio entre seguridad y valores democráticos y entre inversión y cohesión social.

49. Nuestro Gobierno mejoró la seguridad, aumentó la inversión y disminuyó la pobreza en 13 puntos. Lo anterior a pesar de la crisis internacional de 2008, el cierre del mercado de Venezuela y la crisis doméstica de las pirámides del narcotráfico.

50. Durante nuestro Gobierno al lado de la Seguridad, Mano Firme, estuvieron la a Confianza Inversionista y la Cohesión Social, Corazón Grande.

51. El Corazón Grande llevó 22 millones de ciudadanos al Sisbén.

52. El Corazón Grande logró 2,8 millones de Familias en Acción para facilitar la nutrición y la educación de sus hijos.

53. El Corazón Grande pasó de 60 mil a 870 mil beneficiarios del programa Adulto Mayor.

54. El Corazón Grande inició, con 400 mil niños, la escolarización de la primera infancia de hogares de menores ingresos.

55. El Corazón Grande avanzó sustancialmente en coberturas de media y básica.

56. El Corazón Grande pasó de 900 mil cupos universitarios a 1,7 millones.

57. El Corazón Grande resolvió problemas financieros y pensionales graves de la Universidad Pública.

58. La Mano Firme intervino la Universidad del Atlántico para erradicar la corrupción y enfrentó el debate mentiroso de que se iba a privatizar.

59. Se iniciaron los concursos de maestros y se adoptó un escalafón especial por méritos.

60. El ICETEX se multiplicó por 4.

61. El Sena se multiplicó por 7,5.

62. Mantuvimos un intenso diálogo con la comunidad, sin promesas, construyendo opciones y dando resultados.

63. Me ha movido un sentimiento de cariño con la base comunitaria de la Patria.

64. Delibero, discuto, debato, jamás discrimino.

65. No soy partidario del aborto pero respeto los 3 casos autorizados por la Corte Constitucional.

66. Promuevo el derecho a la Objeción de Conciencia.

67. Defiendo la institución familiar y el matrimonio que la preserva. Y he defendido la seguridad social para las parejas homosexuales y una formalización digna, no necesariamente idéntica al matrimonio de la pareja pro creativa.

68. Creo en la transparencia de la función pública como práctica cotidiana y no como discurso de campaña.

69. He cuidado con esmero los recursos del Estado y por eso me expongo a “todas las candelas”.

70. Con afán y verticalidad he defendido mi honra.

71. Como Gobernador y Presidente busqué equilibrios entre la economía y los programas sociales.

72. Considero que la seguridad es Libertad.

73. La falta de equilibrios sociales afecta a las democracias latinoamericanas y la represión que resigna a los pobres, consolida a los tiranos.

74. Tengo la esperanza que la visión del Presidente Duque, que proclama el equilibrio entre Legalidad, Emprendimiento y Equidad, avance en resultados para el bien de Colombia.

75. Creo en la universidad masiva, deliberante, de ciencia, nunca violenta.

76. El Estado debe respetar la academia y debe poner fin al vandalismo.

77. La Protesta Social como derecho democrático no requiere reglamentación pero hay que aislarla de la violencia.

78. El debate debe prevalecer sobre la consigna.

79. La lucha por la democracia no tiene fin.

80. Profeso el Centro Democrático como alternativa a la acción violenta y al apaciguamiento que han impedido un desempeño sostenido y sobresaliente en seguridad, crecimiento y cohesión social.

Rionegro, Antioquia, Noviembre 3 de 2019

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO