El tijeretazo a las regalías

11 de mayo del 2015

Este año los recursos disponibles para los departamentos pasarán de $7.4 a $5.1 billones

De la misma manera que la caída de los precios del petróleo y del carbón han desacelerado el crecimiento de la economía, también se ven impactados tanto los recaudos de impuestos por parte de la Nación, los dividendos que recibe y, desde luego, también las regalías que pagan las empresas que explotan los recursos naturales no renovables, los cuales percibe el Sistema General de Regalías. Ello llevó al Gobierno a recortar $87 billones al Presupuesto plurianual de inversiones y a “aplazar” $6 billones del Presupuesto de este año.

Ahora el turno es para las regalías. El Presupuesto del SGR que se aforó para el bienio 2015 – 2016 en $18.3 billones y se sustentó en un precio del crudo de US $85 el barril y este ha tenido una caída que llegó a superar el 50%. Y se sabe que por cada dólar menos al que se cotiza el barril de crudo se dejan de percibir $80.000 millones, aproximadamente. El efecto combinado de la baja de los precios del crudo y la devaluación del peso, es de un 34% de menores ingresos. De allí la necesidad, contemplada por la Comisión Rectora del SGR, de “aplazar” el 30% de la inversión prevista en el Presupuesto 2015 – 2016 y próximamente será expedido el Decreto por parte del Ministerio de Hacienda y Crédito Público “aplazando” la inversión de $5.2 billones, aproximadamente. En plata blanca ello significa que para este año los recursos disponibles para los departamentos pasarán de $7.4 billones $5.1 billones.

Ante la perspectiva de menores recursos provenientes de las regalías para el 2015 y dado que sólo podrán disponer del 50% del presupuesto bianual, se hacía urgente la expedición del Decreto de cierre del Presupuesto 2013-2014 para liberar los recursos nos comprometidos, que suman $1.2 billones, aproximadamente. Pero, oh sorpresa la que se llevaron gobernadores y alcaldes. Según dicho Decreto, que ya fue expedido, ellos no podrán comprometer más allá del 50% y, además, de este 50% terminará aplazado el 30%. En últimas sólo podrán ejecutar $420.000 millones, aproximadamente, con lo cual muchos de los proyectos que tienen por ejecutar, aún aquellos que ya han sido viabilizados, quedarán desfinanciados.

Gobernadores y alcaldes le han pedido al Gobierno Nacional se les permita a ellos ejecutar el 100% de los recursos provenientes de las regalías apropiados en el Presupuesto de la vigencia 2013 – 2014, sin ponerle cortapisas, al tiempo que se les respete en su integridad a las regiones productoras los recursos que se le asignaron como compensación en el Presupuesto de la vigencia 2015 – 2016, pues ello podría conducir a la parálisis de la inversión regional por el resto del año. Este sería un panorama catastrófico tanto para las regiones como para la economía nacional, ello sería peor que la amenaza que se cierne con la entrada en vigencia de la Ley de garantías y que el Presidente Santos quiso conjurar sin lograrlo.

Recordemos sus palabras cuando propuso modificar dicha Ley para que los actuales gobernadores y alcaldes “puedan ejecutar los recursos al final de su mandato”. Incluso planteó el señor Presidente crear “una mesa permanente, donde se dediquen exclusivamente a destrabar proyectos de todo tipo, para que podamos gastarnos esa plata. Esa es una plata muy importante”. Con el mismo propósito el señor Presidente fue más lejos y planteó que “las compensaciones – que ustedes no las iban a ver porque tales compensaciones del año 2014 y 2015, de acuerdo con las reglas, se pagan el año entrante – vamos a anticiparlas y a pagarlas ya: que son por 800 mil millones el año 2014 y $400 mil millones el año 2015. Entonces, eso suma $1.2 billones”. Todo en el afán de que con la inversión de las regiones en las obras que se requieren se puede hacer política contracíclica como lo aconsejan los textos de economía keynesiana y así contener la desaceleración del crecimiento de la economía nacional. Esperamos que prime la sensatez y la sindéresis en el Gobierno y se atienda este justo requerimiento por parte de gobernadores y alcaldes, no se está pidiendo nada extravagante ni mucho menos inviable fiscalmente.

Amylkar D. Acosta M

Director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos, www.fnd.org.co

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO