El vaivén mediático y la inteligencia militar

14 de enero del 2020

Opinión de Gabriel Jiménez

El vaivén mediático y la inteligencia militar

Ese es nuestro nuevo panorama nacional de adoctrinamiento, todos los días una tendencia se vuelve noticia y en menos de cinco minutos, se vuelve agenda nacional. ¿Cómo se puede gobernar cuando le gobiernan a uno? ¿Será que la democracia elimina la necesidad de ser gobernado? Lo digo por ello de la participación ciudadana y su manifestación en todas las redes sociales y los medios digitales, donde cada uno de nosotros jugamos a ser gobernantes y gobernados. Cada día nos hacen creer una realidad distinta, nos adoctrinan como quieren y nos generan más incertidumbre que certezas – y es de ambos lados- se los explicare a continuación.

Durante el fin de semana estuve conectado en diferentes medios esperando el briefing o resumen de las noticias, cuando de repente leo con atención un articulo publicado por la Revista Semana, titulado: “Chuzadas sin cuartel”, lo cual, debo confesar, me generó la inquietud más grande y abismal que he tenido con respecto a las Fuerzas Militares -incluso desde mi formación profesional- pues como en todo país, hay acciones buenas y otras malas, y podría decirse que con más frecuencia en Colombia – por eso de que nadie vive contento con nada- pero esto me llevó a preguntarme dos cosas, la primera: ¿Tan malas son nuestras Fuerzas Militares como nos ha querido hacer creer la Revista Semana? Y la segunda: ¿La inteligencia militar utilizada para cuestiones políticas? Acaso no retumba el discurso de Lleras Camargo en el Cantón norte.

A estas dos preguntas responderé con un No y un Si, respectivamente.

No, en el sentido de que no es posible creer – otros quizá si- que las Fuerzas Militares en nuestro país sean tan terroríficas como lo quiere hacer notar esta revista. No desconoceré que se ha tenido graves errores -porque así ha sido- pero, déjenme decirles algo, estas fuerzas son la garantía del mantenimiento de la república, la ley, el orden y la democracia. Nuestras fuerzas nos dan seguridad y defensa. O esa es la idea académica que recuerda Max Weber cuando hacia mención al monopolio legitimo de la fuerza -que no la tenemos del todo, pero nos da la idea- o ¿se darán ustedes mismo la seguridad y la defensa?

Es evidente, y muy claro, que por más que se quiera informar e investigar acciones que ponen en peligro la democracia en el país, una revista no puede utilizar estos hechos para desprestigiar, desmoralizar, adoctrinar y hundir la estabilidad militar. O ¿acaso están detrás de la idea de abolir las Fuerzas Armadas? ¡Preocupante!

Si, desafortunadamente por la capacidad y el alcance de la inteligencia militar, se pudo influenciar a ciertos miembros de la fuerza para gestar estas acciones. Creo que la disciplina y el poder, a veces no juegan una buena pasada. Lo cual no quiere decir, como si lo menciona la generalización de Semana, que toda una institución este a los pies de unos pocos. Cabe recordar que las Fuerzas Militares son del Estado, por ende, de todos. Así que juzgar a toda una institución por los errores que cometen aquellos que se llenan de corrupción, no se me hace justo. – que entren a juzgar los competentes- .

La inteligencia militar -tan atacada por los lectores de Semana- nace del concepto de espionaje, muy utilizado durante la guerra fría donde se buscaba anticipar una amenaza externa, ojo, la amenaza siempre provenía de afuera. En nuestro caso, nuestra amenaza ha sido interna hasta hace unos pocos años donde comenzamos a darnos cuenta de que el conflicto armado interno tiene una escalada internacional, dado que las zonas de retaguardia estratégicas de las guerrillas utilizaban territorios vecinos para movilizarse, recuperarse y conectarse. Desde este momento, se priorizo el trabajo de la inteligencia militar, y más que necesario, por supuesto.

La inteligencia es conjunta, interagencial y multinacional, como no seguir fortaleciéndola. Acá siempre pensamos que si algo no funciona toca eliminarlo y crear algo nuevo, pues no se trata de eso, se trata de darle solución a los problemas. La solución no son mas agencias de inteligencia, que de por si, no haría nada más sino generar mayores gastos, tenemos que sacar lo que no funciona de la institución y fortalecer nuestra formación y capacitación de inteligencia militar hacia la especialización de esta.

@Gaboji17

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO