“Se siente que la muerte te ronda”, confiesa  embajador colombiano en Turquía

“Se siente que la muerte te ronda”, confiesa embajador colombiano en Turquía

21 de julio del 2016

El embajador Juan Alfredo Pinto había despedido diez minutos antes a una comisión colombiana de algodoneros, cuando comenzó el tiroteo y los aviones de guerra se sentían como posados en el techo de su residencia en Ankara.

Esa noche, el viernes anterior, ciudadanos y gobierno frustraron un golpe de estado promovido por un sector de las fuerzas armadas. El gobierno de Tayyip Erdogan, 13 años en el poder, desató una implacable respuesta, que cientos de muertos y miles de detenidos.

Pinto, que es devorador de libros y consagrado escritor, dice que captó como Edgar Allan Poe que “el gran nido, el grito de los cuernos está sonando, está llegando más cerca de mis oídos, y es cuando se siente la muerte rondar”.

Lea también: ¡Cambiemos el himno y todos los símbolos patrios!

-Cuando tu sientes que un avión, como en las películas de la primera y segunda guerra, se acerca a ti, cada vez más cerca de ti, y luego estallan bombas, te abrazas a tu familia, pensando que llegó el final. Yo abracé a mi mujer y a mi hija Valentina durante cinco horas dolorosas, pensando en la muerte inminente.

-Lo más impresionante de vivir una situación de estas, con muchos aviones de guerra en tu cabeza y la descarga continua de bombas, es algo que yo no había tenido la desgracia de vivir, una situación terrible y dolorosa.

-Sentía el ruido y las descargas y las bombas, pues ocurrieron cerca de nuestra vivienda y de la oficina de la Embajada. Entonces fueron momentos muy difíciles.

Además: (Video) ¿Por qué dicen que el fin del mundo será el 29 de julio?

Al principio uno dice “esto es rápido y nada nos pasa” , pero después se toman ciertas posiciones, se llega a acuerdos sobre definir sitios menos vulnerables, y aunque uno siga pensando en sobrevivir… pues una ciudad que es bombardeada es una sensación supremamente dramática.

-Yo, en medio de esos minutos, me acordaba de una pregunta que me hiciste: porqué aceptar este encargo diplomático, teniendo tantas cosas a favor en Bogotá.

-Hoy te repito lo mismo, hoy siento más claro el deber de servir a mis ciudadanos, de tratar de sacar adelante la relación con este país. Que se decanten los problemas para seguir construyendo esta relación bilateral, con una sociedad tan importante, como es la sociedad turca.

Lea: Sobreviviente de la Segunda Guerra Mundial y vive en Bogotá fabricando juguetes

¿A que santos se encomendó?

Yo soy creyente pero tengo una religiosidad más cultural que practicante. Me encomendé a mis mayores, la suegra de mi hermana que fue Anabel, la hija del maestro Quevedo, el famoso músico zipaquireño. Se llamó doña Consuelo de Quevedo, fue inclusive pretendida por García Márquez cuando estudiaba en Zipaquirá, se decía que fue la joven más bella del medio siglo pasado en Zipaquirá, y a su memoria y a la amistad que siempre me prodigó, me encomendé ese día.

La situación de hoy

El embajador Pinto asegura que “la calma se ha ido restableciendo; hubo sesión del Parlamento y reunión del Cuerpo Informático en pleno con el Ministerio de Relaciones para escuchar un informe.

Los temores de ahora radican en que -en el movimiento pendular- todo mundo quiere respaldar la Institucionalidad, pero la opinión comienza a preguntarse si hay excesos. Hay voces que piden pena de muerte para los críticos y enemigos del gobierno.

Estamos en ese momento como de decantación del proceso, todavía quedan algunas expresiones de violencia, el Presidente además ha pedido a sus seguidores que se mantengan en las calles y en algunos sitios de las grandes ciudades .

Todavía hay un poco de perplejidad, t de depresión colectiva, porque los incidentes han sido supremamente fuertes, y estamos a la expectativa de que el proceso de consolide en favor de una opción democrática que no signifique también un acrecentamiento de estructuras de represión para la mayor parte de los ciudadanos o aún para la gente que piensa diferente.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.