Emprendimiento y deporte

9 de octubre del 2019

Por: Ernesto Lucena.

Emprendimiento y deporte

Inspirar el gen emprendedor es una tarea que nos convoca como sociedad. Uno de los mejores amigos para lograrlo es el deporte, puesto que este es un espacio en el que sus grandes figuras, aquellos que se destacan constantemente en sus disciplinas, son quienes marcan diferencia gracias a su aptitud y mentalidad de sobreponerse permanentemente al desacierto, al error, al fracaso. 

Es algo que comúnmente también sucede con los emprendedores. Es muy habitual verlos afrontando diferentes pruebas, siempre mentalizados en cada uno de los objetivos que tienen por cumplir; arraigados en esa naturaleza competitiva que, en muchas ocasiones, sólo se puede lograr a través de una participación activa en los deportes. En un alto porcentaje, su éxito depende de la manera en la que manejen una organización al nivel máximo de productividad.

Impresiona ver la similitud entre los valores y las virtudes de un emprendedor y un deportista. Ambos apelan al RETO: la resiliencia, no solo como la tolerancia al fracaso, sino en ver una crisis como una oportunidad y la manera de crecer como persona comprendiendo y adaptándose mejor a diferentes situaciones; la empatía vista en la forma de entender al otro como un actor humano, no como un enemigo, como lo hacen los deportistas: como un contrincante que si no estuviera en ese momento, no podrían dar lo mejor de sí; el trabajo en equipo como estructura para lograr que los objetivos se cumplan; y el optimismo, que es tener esa visión positiva de ver que las cosas anheladas son alcanzables. 

La unión de estos valores se convierte en parte fundamental en ese proceso de alcanzar las metas que tienen presupuestadas; en lograr los sueños y dejar claro que nada es imposible. Tanto el deporte como el emprendimiento permiten tener una visión más humana y estratégica para sacar proyectos adelante, siempre teniendo en cuenta, que estas virtudes son esenciales y los principales factores de cambio en cualquier sociedad.

David Rock y Jeffrey Schwartz en su artículo Neurociencia y Liderazgo destacan: “Cuando la gente se centra a resolver un problema por sí misma, el cerebro libera una descarga de neurotransmisores como la adrenalina. Este fenómeno proporciona una base científica para algunas de las prácticas de entrenamiento de liderazgo”. Uno de los resultados más visibles que deja el RETO: la elaboración de soluciones por su cuenta y tener la capacidad de ver el vaso medio lleno.   

Por esa razón es clave educar a través del deporte, porque así no solo estamos mejorando la formación de nuestros niños y jóvenes, les estamos subiendo el ánimo, reforzando el pensamiento creativo lo que conlleva a que, de la misma manera, estemos formando emprendedores, personas con capacidad de levantarse ante las adversidades, con una visión clara de lo que deben hacer para alcanzar sus metas.

La perfección en la práctica es clave esencial para el éxito. Así que, cada vez que pensemos en una mejor sociedad comencemos por educar en la recreación, el deporte, la actividad física y el emprendimiento para que, los niños y jóvenes del país, trabajen mancomunada y continuamente para perfeccionarse, para salir adelante, superar sus límites y debilidades. 

De esta manera, en estos tiempos modernos en los que los niños y jóvenes cuentan con tantos distractores como el celular, los computadores y la televisión, entre otros, es fundamental que el deporte, la recreación y la actividad física sean el eje fundamental y transversal tanto para tener una mente activa y aprender cosas nuevas como para la formación de los emprendedores. 

Ellos son los líderes que necesitan las diferentes regiones del país para tejer transformación social, evitar que el conflicto siga dividiendo regiones, poblaciones, familias y, sobre todo, para hacer de Colombia, un país mejor.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO