En busca de las víctimas

25 de enero del 2013

Este primer trimestre seguiremos ejecutando los objetivos misionales de FUNDAGÁN, de la mano y con el respaldo gremial de FEDEGÁN. Como lo había adelantado en la columna pasada, los ganaderos que han padecido la infamia y la insania de los grupos armados ilegales, como prioridad del Programa de Acompañamiento a las Víctimas Ganaderas de la […]

Este primer trimestre seguiremos ejecutando los objetivos misionales de FUNDAGÁN, de la mano y con el respaldo gremial de FEDEGÁN.

Como lo había adelantado en la columna pasada, los ganaderos que han padecido la infamia y la insania de los grupos armados ilegales, como prioridad del Programa de Acompañamiento a las Víctimas Ganaderas de la Violencia (PAVIC), de nuevo recibirán asesoría jurídica especializada en sus zonas de origen y desarrollo.

El año pasado hicimos cuatro Jornadas Humanitarias. La asistencia fue masiva. Las víctimas ganaderas le creen a su Federación y al PAVIC. Basta sentir el testimonio de Severiano Beltrán, quien contó cómo le arrebataron la vida de su hijo, y de paso el proceso por el cual llegó a conocer el Programa de Atención a Víctimas Ganaderas de la Violencia. Cuenta este laborioso del campo en Planeta Rica (Córdoba) sobre el asesinato de su hijo, que “Un día salió con machete a trabajar, llegaron 3 tipos que le dijeron que soltara ‘la peinilla’ y siguiera el camino delante de ellos. Él llamaba a un primo, que no contestaba; y luego lo llamó al celular y eso tipos le pegaron unos tiros, y lo dejaron ahí tirado en la carretera”. El pasado 14 de septiembre, se cumplió el primer año de muerto del muchacho. “Gracias al Programa, ahora se puede pelear por la reparación, como muy bien lo dice la Ley 1448 de 2011. Se han encargado de llevar el proceso, contarme en qué va y darme una luz de esperanza para que se haga justicia y este hecho no quede impune”, dijo. Testimonios como el del señor Beltrán nos impulsan a darle continuidad al noble propósito de encontrar los derechos y las tierras de las víctimas ganaderas y poner todo nuestro empeño en favor de las ya más de 7000 de ellas, que tocan nuestra puerta en busca de apoyo y asesoría.

La tarea apenas comienza iremos en busca de campesinos ganaderos, medianos, pequeños y grandes empresarios del sector, con el fin de no dejarlos en el olvido y sumidos en la impunidad. Por el eso el próximo lunes arrancamos un recorrido por 14 ciudades llevando nuestro mensaje de esperanza y persiguiendo los derechos que le asisten a este importante universo de víctimas. Desde las 8 de la mañana estaremos en el auditorio del Centro Recreacional Tacasuan de Montería.

Algunos de los aspectos más relevantes de nuestros objetivos los quiero compartir en la entrevista que me hizo CONtextoGanadero.

El director del programa invita a todos los ganaderos que han sido víctimas de la violencia en el país a conocer la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, de cara a exigir aquello que es suyo.

Cuéntenos un poco sobre el tema del Programa de Atención a víctimas, a propósito de los foros que están próximos a comenzar en varias ciudades del país. 

Nosotros hemos hecho varias jornadas, se llaman Jornadas de Acompañamiento a las Víctimas Ganaderas de la Violencia, en esas jornadas hacemos unas pequeñas pedagogías sobre la Ley 1448 de 2011 que es la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, para que los ganaderos víctimas asistan allí y tengan idea de cuáles son sus derechos, cuáles son sus garantías según la criminalización que hayan sufrido en las diferentes regiones.

Mucha gente desconoce porque el propio Estado no ha sido muy claro en hacer una difusión precisa y pedagógica de la norma, entonces el mediano y pequeño ganadero, que es el que no conoce mucho o el que está muy alejado en las regiones, no tiene la suficiente capacitación por parte del Estado para saber que tiene que acudir a ciertas entidades para reclamar sus derechos, unos derechos que están consagrados en la Ley de Víctimas y que están destinados para ellos que han sido victimizados en razón del conflicto armado colombiano.

¿No debe ser el Estado el encargado de esa tarea que usted describe? 

Debería, pero nosotros suplimos unos vacíos estales, tales como por ejemplo la ausencia de abogados que tenía ya dispuesta la Ley, porque tenía un presupuesto que tenía que causarse pero que el Ministerio de Hacienda no ha generado, para poderles otorgar unos defensores públicos a las víctimas para que tengan un debido proceso, se les reconozcan sus derechos y sus garantías y no estén desprotegidos. Como lo anterior no ha sucedido nosotros estamos llenando esos vacíos con nuestro equipo jurídico, capacitado y especializado en Derechos Humanos.

¿Cómo fue la dinámica del foro de esta actividad en 2012? 

El año pasado comenzamos en Chigorodó, en el Urabá antioqueño, asistieron aproximadamente 400 ganaderos víctimas, posteriormente hicimos una jornada en San Juan del Cesar a donde llegaron aproximadamente 700 víctimas ganaderas, después hicimos un foro en el marco del desarrollo de restitución de tierras como tal en Bucaramanga y también en Ibagué se adelantó una jornada.

¿Cómo está programado el cronograma de visitas para este año? 

Arrancamos este mes una gira por 14 ciudades, siendo Montería la primera que visitaremos el próximo 28 de enero, una región que está dentro de las más vicitimizadas especialmente por grupos para militares y como es claro, nosotros en el programa no tenemos ningún tipo de discriminación, ni de sesgo político o ideológico que nos impida atender a las víctimas de cualquier grupo terrorista. Esto quiere decir que atendemos víctimas de las, que son en mayor proporción de las que se presentan, también atendemos víctimas de los paramilitares. No nos importa el origen de la víctima, sino ayudarla a buscar soluciones y respuestas para que su situación no quede impune.

El 5 de febrero estaremos en Valledupar, el 12 en Pereira, llegaremos el 19 al Atlántico, seguir el 21 en Barrancabermeja, en Santander, el 26 en Caquetá otra de las regiones que tiene un número importante de víctimas, en Meta estaremos el 28 y el 5 de marzo llegamos a Pasto, el 7 estaremos en Santa Rosa de Osos en Antioquia, el 12 en la capital del Huila, el 14 en Yopal, el 18 en Facatativá y Zipaquirá y el 18 en Boyacá, en Duitama y Paipa.

¿Qué mensaje lleva el programa a cada una de estas ciudades? 

Los ganaderos deben entender que tienen nuestra atención, que no están solos sino que hay un gremio que está comprometido, que trabaja con ahínco en pro de las garantías y de la reivindicación de sus derechos, esos que desde hace 30 años y de manera sistemática han venido sufriendo y ante los cuales no han encontrado respuesta por parte del Estado.

¿Es entonces el Estado el culpable de la situación de los ganaderos del país? 

Ha habido un Estado ausente y no lo podemos negar. No se trata de hacer señalamientos de tipo político ni de señalar a las administraciones, sino de trabajar por un gremio que ha sido en mayor proporción el más duramente fustigado por los vejámenes del fuego cruzado en Colombia.

¿Cómo es la dinámica para la gente que esté interesada en conocer del programa y hablar con ustedes? 

Tenemos una ejecución programática muy sencilla. Lo primero, les hacemos una pequeña pedagogía de lo que es la norma como tal y los beneficios que establece a favor de las víctimas ganaderas, posteriormente con nuestro equipo jurídico en campo hacemos la toma de testimonios y con ello procedemos a hacer el registro a nivel central en nuestras bases de datos, para posteriormente empezar a hacer el seguimiento de cada caso.

Resumiendo: Capturamos la información, brindamos asesoría diciéndole a víctima a dónde tiene que ir, a hablar con quién, le damos un tiempo estimado de respuesta, cuáles son sus garantías, tiempos de procesos.

¿En qué consiste entonces el tema de la recolección histórica que se hace? 

Hicimos un libro que se llama ‘Acabar con el olvido’ en cuya primera publicación se registró el caso de 4000 víctimas, más de 400 testimonios que han servido de fuente de investigación y como base para la investigación de casos de los ganaderos que por décadas han estado en el ostracismo y que han sido vulnerados en sus derechos. Inclusive lo usan en Justicia y Paz.

¿De cuánto es el tiempo estimado para recoger los datos de cada caso? 

No tenemos un tiempo estimado de atención. La verdad lo que queremos hacer es abarcar la totalidad de inquietudes que pueda tener una víctima y esto demanda cierto tiempo en campo. El otro tema importante es que como llegan tantas víctimas, porque que han escuchado del éxito del programa, nos lleva un tiempo de 15 o 20 minutos poderle dar una asesoría básica y ya luego con eso que nos llevamos le hacemos seguimiento desde el nivel central.

¿Qué debe llevar la persona interesada en ser parte del programa? 

Sencillamente debe acercarse, contarnos su historia, decirnos que es víctima ganadera y algo muy importante que se cumplan los presupuestos del artículo tercero de La Ley 1448, es decir que haya sido desplazado de sus predios a partir del 1 de enero de 1991 o que haya sido víctima por hechos diferentes al desplazamiento a partir del 1 de enero de 1985. No exigimos ni requerimos ningún tipo de documentación para empezar con el proceso.

¿Qué costo tiene todo acceder a los beneficios de este programa? 

Ninguno, Fedegán y Fundagán en la misma dirección del marco de la Ley de Víctimas, que establece el principio de la gratuidad, ha desarrollado este programa sin generar costo para los usuarios. Toda esta consultoría jurídica es totalmente gratis para la víctima, también lo es el seguimiento del caso y la expedición de cualquier tipo de documento que puedan llegar a tener que radicar.

¿Qué porcentaje de éxito se tiene en los casos que han trabajado con este programa? 

En el pasado 2012 recibimos 7 mil solicitudes de acompañamiento, estamos atendiéndolas una a una, tema dispendioso porque además hay víctimas que aún tienen temor, otros son muy reacios, etc., pero tratamos de hacer un trabajo integral para que la víctima se sienta protegida y segura de que nuestra asesoría es acertada. Hemos tenido en nuestro caso casi un 100% de éxito, desafortunadamente las respuestas por parte del Estado son más demoradas y esto es algo que le compete solo a ese Estado y las instituciones que para este tema ha creado. Esto lo debe hacer no solo en el marco de la Ley de Víctimas sino con los programas que no han tenido la respuesta institucional que se esperaba.

¿La gente que no pueda acercarse a hablar con ustedes en cada una de las ciudades, qué puede hacer para contactarse con ustedes? 

Tenemos atención continua, no solo en Bogotá sino en cada una de las ciudades en las que hay representatividad de Fedegán, institución que representa a los ganaderos a nivel nacional.

En todos los Comités Ganaderos, en los Tecnigán, en los proyectos locales, están nuestros profesionales en ganadería que atienden las solicitudes de ganaderos víctimas que se acerquen. Tenemos también allí unos buzones con unos volantes multifuncionales en los que hay un desprendible que el funcionario diligencia y lo deposita. Mensualmente se hace el seguimiento a nivel central de los casos de todas las regiones, se alimenta la base de datos en Bogotá y una vez se registra el caso se empieza de manera telefónica a hacerle seguimiento a cada caso.

¿Qué otros medios de contacto con la gente tiene el programa? 

Tenemos herramientas tecnológicas como un contact center con un canal dedicado para la atención e las víctimas en el que nuestro equipo siempre está atento, tenemos presencia en las redes sociales, nuestra página web, la de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y la de la fundación.

¿Qué meta estimada se tiene con esta nueva ronda de foros? 

Nosotros estamos calculando una media de 150 víctimas por ciudad, pero esto es impredecible, el año pasado llegamos en unas a 400 y en otras a 700, porque la gente se acerca al encontrar en Fedegán y su programa de víctimas una luz de esperanza un gremio que se puso la mano en el corazón y se solidarizó a favor de las víctimas ganaderas.

Allá nos vemos!! Este programa no lo tiene ningún otro gremio del país lo que lo convierte en pionero y se busca lograr que se replique el modelo en los demás. Abrazo cálido. Seguimos trabajando por las víctimas.

@colconmemoria

presidencia@colombiaconmemoria.org

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO