En el país del sagrado Emprendimiento

22 de enero del 2015

Colombia es el país más emprendedor de América Latina.

Según el estudio Millenials 2013, que realiza Telefónica cada año, Colombia es el país más emprendedor de la región América Latina. ¿Emocionante no? Pero como siempre a los colombianos, nos hace falta un centavo para el peso.

Colombia es el país con la tasa de mortalidad en proyectos de Emprendimiento más alta de la región. Esto quiere decir que el entusiasmo es alto, pero nos dura poco. El pasado mes octubre se celebró el I Congreso Nacional de Jóvenes emprendedores, con la asistencia de 850 jóvenes de diferentes universidades, estratos y ciudades. Este evento que se realizó gracias al esfuerzo conjunto de la Asociación para el Progreso de la dirección APD, la Cámara de comercio, el CESA, Porvenir, Telefónica e Impulsarme, sirvió de espacio de encuentro entre aquellos que están próximos a terminar la universidad, como también de emprendedores y de empresarios.

De toda la sinergia que resulto de este Congreso, llegamos a la conclusión que las tres razones más fuertes para que el emprendimiento no llegue a buen fin, son las siguientes:

1. Financiación: Las primeras fuentes de financiación están en el núcleo familiar, amigos, conocidos, etc. Aunque actualmente existen Fondos de inversión privados y públicos, no es suficiente para el capital ideas que hay en el mercado.

2. No existe una reglamentación o decreto que promueva la inversión en emprendimiento. Sí esta figura existiera, más personas se animarían a invertir en los emprendedores, ya que podrían tener beneficios tributarios.

3. La falta de capacitación. Es necesario que el emprendedor no nazca solo, debe haber uno o muchos entes que los acompañen en todos los niveles del ecosistema de emprendimiento. Existen algunos, pero una vez más, estos no resultan suficientes.

Evidentemente podríamos seguir enumerando razones, pero creemos que estas son las que más preocupan a los jóvenes, y que deberían comenzarse a trabajar de manera seria.

En un país donde más de la mitad de la población está por debajo de los 40 años, es necesario fomentar la cultura del emprendimiento desde el mismo colegio, para que los jóvenes no esperen que al graduarse salten a la empresa. Cada día hay nuevas tendencias que crean puestos de trabajos que hace 20 años no existían; tenemos que abrir oportunidades para que los jóvenes avancen en ese camino.

Es tiempo de que el emprendimiento no se dé por un milagro, por terquedad, o por un golpe de suerte; es hora de que este se eleve a política pública, y que se vea como una proyección de vida.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO