¿Pachito Santos es un idiota?

¿Pachito Santos es un idiota?

1 de abril del 2016

Por: @Don_DiegoNorea

El matoneo a Pacho Santos en injusto. El segundo ‘Gran Colombiano’ es un hombre valioso y necesario para refundar la nación. Su pecado: amar con desenfreno la patria.

Cuando se ama se pueden cometer pecados y eso fue lo que le pasó al ex vicepresidente. Un pecadillo que no fue culpa suya.

Lea también: Actriz porno Esperanza Gómez es la salvación del Polo Democrático

Analicemos: El fallecido escritor italiano Umberto Eco consideraba que “las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los necios”.

Si usted es de pensar fácil entenderá, erróneamente,  que Francisco actuó como un idiota al publicar la foto de unos policías que manifestaban su apoyo a la marcha de este sábado.

Además: La malcriada Camila Zuluaga

“Ellos están tan aburridos como nosotros con este gobierno. No pueden marchar pero estarán ahí de corazón”, escribió Pachito en su Twitter.

Algún impertinente, que seguro es santista, del Polo o simpatizante de la Far, se dio cuenta que los uniformados eran chilenos, no colombianos. El descubrimiento propició el matoneo, ya sabemos que en realidad es persecución política.

Si desglosamos lo que reflexionaba Eco, quienes tengan dos dedos de frente entenderán que Pacho no fue el culpable de lo sucedido. Los del error en realidad fueron los policías chilenos.

Me pregunto: ¿quién está más cerca de un Nobel? ¿Pacho o los policías? Por su puesto que la respuesta es solo una y no hay que sesear para decirla: Francisco Santos.

Entonces, desde el punto de vista de Eco, los “necios” o los “idiotas”, llámenlos como quieran, fueron los policías. Ellos no tendrían, por ética y moral monetaria, tener derecho a utilizar las redes sociales.

“El drama de Internet”, pensaba el italiano “es que ha promovido al tonto del pueblo como el portador de la verdad”. Un policía hace parte del pueblo y el pueblo no tiene la verdad, los dueños de esta, son y seguirán siendo los poderos. La gente de bien, de buenos apellidos y costumbres republicanas.

Lo peor del caso es que con una rapidez inusitada, los medios hicieron eco de la desafortunada intervención digital de Francisco, cuyo único error, en realidad es ser familiar de Juan Manuel.

Sobre ese hábito de los medios de hacer eco de todo lo que se dice y no se dice en la web, Umberto Eco decía: “Internet puede haber tomado el puesto del periodismo malo… Si sabes que estás leyendo un periódico como EL PAÍS, La Repubblica,Il Corriere della Sera…, puedes pensar que existe un cierto control de la noticia y te fías. En cambio, si lees un periódico como aquellos ingleses de la tarde, sensacionalistas, no te fías. Con Internet ocurre al contrario: te fías de todo porque no sabes diferenciar la fuente acreditada de la disparatada. Piense tan solo en el éxito que tiene en Internet cualquier página web que hable de complots o que se inventen historias absurdas: tienen un increíble seguimiento, de navegadores y de personas importantes que se las toman en serio”.

Volvamos al plano nacional.

Es evidente que lo que pasó este viernes evidencia que nos enfrentamos a un claro caso de persecución política. Petro sí la embarró en Twitter y no pasó mucho.

El exalcalde de Bogotá compartió una foto en la que se veía una mujer tendida en el suelo como si hubiera sido asesinada. Era la escena de un crimen.

“Asesinada por abrir su comercio. Paramilitarismo en Córdoba. Pagan por salir a marchar. La ciudadanía bajo terror”, escribió.

Su estrategia, como siempre lo ha sido, es la del terror. Ese mal de la política colombiana que posa de estadista, denunciaba, supuestamente, la tensa situación que se vive por cuenta del paro armado en Córdoba. Mentira.

La escena en realidad pertenecía a una clase universitaria de criminalística. La mujer es una estudiante que hacía parte de un ejercicio académico.

El país camina hacia el castro chavismo. El matoneo a Petro no fue tan vehemente como lo fue con Santos. Él no fue tendencia en Twitter. Francisco Santos lo es.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.