Espacio desperdiciado

31 de enero del 2019

Opinión de Juan Pablo Camacho

Espacio desperdiciado

Los caños son espacio público desperdiciado de la ciudad y generan contaminación, inseguridad y malos olores. Son tan anchos como una avenida y tan poco útiles que sirven para asentar basureros y expendios de droga, además no permiten una urbanización ordenada.

Toda la tubería para las aguas residuales puede ser subterránea y conducir hasta las PTAR (Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales), cubrir con concreto o plástico reciclable la superficie para hacer vías express, tranvías, metro o ciclo vías que conecten el occidente y el oriente o el sur y el norte, como ejemplo el caño de la carrera 30, también pueden ser llenados de tierra para sembrar árboles que hagan más limpio el aire.

Así como mal gastamos 1.800 millones de pesos al año limpiando señales de tránsito, podemos reutilizar los recursos que se emplean en contratar a las más de 300 personas que trabajan descontaminando los caños, en guarda bosques, bomberos o policías, puesto que tenemos un déficit en todas estas profesiones.

Es fundamental diferenciar entre caños y ríos, los segundos deben seguir su cauce y deben ser protegidos por áreas verdes en sus orillas y desarrollo turístico en los alrededores, pensando en una planeación alrededor de los mismos, mientras que los caños son aquellos huecos largos paralelos a las avenidas que las atraviesan, con tuberías que los llenan de aguas residuales especialmente en épocas de lluvia, mientras que en sequía son aprovechados como vertederos de basuras, como guarida para delincuentes o simplemente como el hogar de habitantes de calle que deberían ser atendidos por el distrito. La mala disposición de escombros, basuras, y residuos afecta gravemente a los ríos, quebradas y humedales que deben ser protegidos, por ende, la importancia de hacer conductos directamente a las plantas y cubrir los caños con obras civiles o zonas verdes.

Todo lo anterior va de la mano de una mayor conciencia ciudadana para cuidar el entorno, debemos clasificar nuestras basuras y sacar los residuos el día que corresponde para que el camión de basura pueda recoger de manera eficiente los desperdicios y que estos no sean tirados indiscriminadamente por la ciudad. Hay que revisar de los 198 cuerpos de agua que hay en Bogotá cuales se encuentran contaminados y llenarlos con proyectos que mejoren la movilidad, el medio ambiente y desincentiven echar basura, así habremos hecho un gran avance urbanístico.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO