Esperanza Gómez, la salvación del Polo Democrático

18 de marzo del 2016

La actriz porno debería ser la jefe de prensa de ese partido político.

Esperanza Gómez, la salvación del Polo Democrático

Por: @Don_DiegoNorea

Creativos pero sin poder de convocatoria. Así es la izquierda colombiana. Quedó demostrado con la movilización de este jueves. Pobre y destemplada.

Hicieron bulla durante meses con su famoso Paro Nacional pero no lograron nada. El error: convocar a muchos que hacen poco.

Taxistas, conductores de Transmilenio, arroceros, profesores, estudiantes, trabajadores de todo tipo, madereros, chatarreros, ñeros, todos salieron a perder el tiempo. Las motivaciones fueron tantas que no se supo finalmente cuál era el inconformismo que querían expresar. Nadie les puso atención.

La izquierda aprendió de la derecha que los pobres son necesarios para lograr votos, pero eso no es suficiente, deben seguir aprendiendo.

Tienen el ejemplo en casa. Solo es cuestión de que vean televisión, entren a Twitter o prendan la radio, en todos lados, omnipresente, está el presidente vitalicio de Colombia, doctor Álvaro Uribe Vélez, con sus apóstoles, que no son doce sino millones.

El próximo dos de abril el Polo Democrático y la Marcha Patriótica verán en las calles el ejemplo de una marcha exitosa.

El motivo es solo uno: Arengar contra el proceso de paz, contra ‘la Far’. No importa que Nicaragua se quede con San Andrés, que los niños en La Guajira se sigan muriendo de hambre o que ahora el problema de la policía sea la palomita del general Nieto.

El objetivo es claro: Demostrar quién sigue mandando en Colombia y recordarle al castromadurista de Santos que es una traidor y que la Far es un grupo terrorista.

La derecha tiene una ventaja. Gracias a Dios tiene la atención de los medios de comunicación. Un trino de Uribe es más que suficiente para mojar prensa. La izquierda tiene que inventarse que el país está descuadernado, que van a vender Ecopetrol, que la educación está fregada y denunciar que el sistema de salud colombiano es un desastre para medio figurar. Verdades incómodas.

Pero no todo son nubarrones para la izquierda. Hay ideas que les puede funcionar, eso sí, tienen que recurrir a estrategias extremas para lograr que les paren bolas. Hay que ser agresivos y dar un golpe de opinión.

Una idea: Que nombren a Esperanza Gómez, la actriz porno, como la jefe de prensa. Les aseguro que así sí les prestaremos atención.

Sus ideas resultarían más atractivas, lograrían entrevistas en todos los medios (incluyendo La W) y el respaldo popular no habría ni siquiera que pedirlo, llegaría por antonomasia.

Un debate en el Senado citado por Polo Democrático pero convocado por Esperanza Gómez sería muy sexy. Se vendrían todos los periodistas… a cubrir las intervenciones de Robledo, Cepeda y hasta Nicolás, el único Uribe malo de Colombia.

Solo con ella como figura visible de la izquierda hay posibilidades de lograr escándalos mayúsculos como el de Lula en Brasil y Maduro en Venezuela.

El porno y los mamertos tienen sus similitudes: Son intensos, previsibles y negados en público pero adulados en privado.

Por fortuna, la derecha, la gente de bien, no necesita de eso. Los golpes de opinión de este sector político son más sutiles: basta con denunciar persecución política cuando la justicia quiere operar y tener un intrépido parlamentario que no tiene nada de sexy, y que prefiere recomendar guardarse el gustico para el matrimonio, para defender la patria.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO