Falcao, el mesías que Colombia no se merece

Falcao, el mesías que Colombia no se merece

15 de noviembre del 2016

Por: Diego Norea

Falcao García

Definición de ‘colombiano’según el diccionario: “Natural de Colombia, país de América”. La definición se queda corta, muy corta. Hay que aportar algo más.

El colombiano, además de ser el humano nacido en este país de América del sur, es el ciudadano del mundo que prefiere delegar responsabilidades para evitar el esfuerzo propio. Así logra dos cosas: El éxito colectivo o el fracaso individual. “¿Ganaron o perdieron?”, preguntan algunos.

Lea también: Siga el Minuto a Minuto del Argentina vs Colombia

Es una condición que se replica en todos los aspectos de la sociedad. Hablemos de dos, solo dos; la política y el deporte.

A Álvaro Uribe lo eligieron una vez presidente (de 2002 a 2006) le fue bien. En el camino se cambiaron las reglas del juego y los colombianos lo volvieron a elegir, esta vez de 2006 a 2010.

Se quisieron volver a cambiar las reglas del juego para buscar perpetrarlo en el poder. ‘El Gran colombiano’, lo llamaron. Aplausos, palmaditas en la espalda, reconocimientos melosos, como son los colombianos.

Por medio de la figura de Uribe los colombianos quisieron personificar sus ilusiones, sus sueños, sus deseos de un mejor país. Pero también, por medio de la figura de un solo ser humano, los colombianos buscaron deslindarse de la responsabilidad que como habitantes de este territorio llamado Colombia, tenían para diseñar un futuro mejor.

Con o sin intención, Álvaro Uribe se ganó la imagen de una especie de mesías al que tocaba venerar para evitar el purgatorio. Después pasó lo que suele pasarle a los mesías; a este no lo crucificaron pero sí lo reemplazaron.

En las urnas ungió a otro (Juan Manuel Santos) que terminó traicionándolo. Uribe de a poco fue quedando en el olvido pero no resistió la ausencia de poder y volvió al ruedo político.

Desde su nueva embestidura intenta no ser olvidado, intenta seguir siendo el mesías traicionado.

También pasa en el fútbol.

Alt_Falcao_contenido

“Que la Selección Colombia no tiene gol”, se quejan lo analistas deportivos. “La solución es Falcao García“, responden otros.

Una vez más las esperanzas se centran en una sola persona. Un equipo de fútbol es de once jugadores, pero aveces pareciera que solo juega uno, para este caso: Falcao García.

Acaba de recuperarse de una lesión e hizo unos goles (ocho esta temporada). ¿Suficiente para llamarlo? No. Pero es colombiano el mesías de turno, el que nos salvará del purgatorio deportivo.

Sobre el delantero, hinchas, cuerpo técnico y quien sabe cuántos más, depositan sus esperanzas, sus ilusiones, sus frustraciones.

Si hoy no hace gol vendrá la carnicería. Es más fácil buscar un mesías que varios responsables, es más fácil apuntar, señalar y destruir, que trabajar, luchar y asumir.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.