Finales felices y otros no tanto

21 de enero del 2019

Opinión de Julián Capera

Finales felices y otros no tanto

El torneo Fox Sports de pretemporada fue, otra vez, un éxito. Un final feliz. Lograron hacer de unos juegos amistosos todo un espectáculo para el público y un buen laboratorio para los entrenadores que empiezan a ensamblar sus equipos de cara a las competencias del año. Una buena mezcla entre la intensidad de jugar en estadio lleno ante rivales históricos y la serenidad de saber que no hay puntos en disputa y que el objetivo principal es experimental.

Bien vendido, el fútbol colombiano es un producto atractivo. El cuento de que la gente decidió no volver al estadio se derrumba cada vez que un evento así da ejemplo de organización, buenos precios y show. Si un certamen amistoso lo logra, la Liga tiene todo el potencial para hacerlo y superarlo. Ojalá los directivos aprendan rápidamente las lecciones y las hinchadas vuelvan a ser un ingrediente principal de nuestro fútbol.

En lo deportivo, el laboratorio del Campín sirvió para confirmar algunas sospechas. La más preocupante: el gol se le ha escondido a los delanteros y la mayoría de los entrenadores de los equipos tradicionales que disputaron este torneo, no encontraron soluciones en sus hombres de ataque.

Millonarios anotó cuatro goles en el campeonato; tres de ellos convertidos por un defensa: Matías de los Santos. Nacional, que perdió todos los partidos, solo logró marcar un gol, gracias a Ómar Duarte. América anotó dos: uno de penal y otro de un defensa. Solo Independiente Santa Fe tuvo una considerable producción en los pies de sus delanteros: cinco de los seis goles que consiguió.

Hay crisis arriba, y mantener a los goleadores, como lo hizo Santa Fe con Wilson Morelo, es el mejor de los refuerzos. Del mediocampo hacia adelante, el equipo de Sanguinetti pinta muy bien y ha encontrado otras alternativas con Johan Arango y Fabio Burbano complementando a los hombres de la casa.

Por el lado de Millonarios, y a pesar de la justa victoria en la final, seguramente extrañan a Ayron Del Valle quien pidió que le abrieran la puerta para ir al exterior. Apuestan por Juan David Pérez y Fabián González Lasso que vienen a dar una mano, y tienen las condiciones para hacerlo; y por Juan Camilo Salazar y Roberto Ovelar, a quien si las lesiones respetan, podría mostrar su mejor versión.

El caso de Nacional es diferente: su mercado de pases apenas inició la semana pasada luego de que el TAS (Tribunal Arbitral du Sport) concediera la medida cautelar permitiéndole fichar futbolistas mientras se define la demanda por el caso Fernando Uribe. Seguramente luego de lo visto en la pretemporada, Nacional tendrá como prioridad contratar un delantero que le asegure goles. Hoy no lo tiene.

Por último, América de Cali no tiene un paisaje muy diferente. No es el equipo más caro del Fútbol Colombiano pero tiene una plantilla competitiva que complementada con un buen delantero podría dar pelea en una liga que suele dar sorpresas.

El gol, como dice Galeano, es el orgasmo del fútbol. Y como el orgasmo, es cada vez menos frecuente en la vida moderna. Ojalá este año encontremos más finales felices, en todas las canchas de la vida.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO