Foro Nacional Agrario, ¿otro espacio lúdico?

19 de diciembre del 2012

Sorprende ver la manera como se califica a quienes deciden hacerse a un lado y no participar de los eventos que se celebren en torno al proceso de paz, desconociendo que toda persona tiene derecho a tomar la decisión que mejor le parezca, y no por eso se le debe juzgar o presionar para que […]

Sorprende ver la manera como se califica a quienes deciden hacerse a un lado y no participar de los eventos que se celebren en torno al proceso de paz, desconociendo que toda persona tiene derecho a tomar la decisión que mejor le parezca, y no por eso se le debe juzgar o presionar para que se haga presente en escenarios en los que, seguramente, no se ha de sentir cómodo.

Puede ser que toda la izquierda colombiana se haya unido en torno al proceso de paz, y crea necesario que se celebren espacios de participación ciudadana como el Foro que por estos días se lleva a cabo en la Universidad Nacional en Bogotá para discutir el modelo agrario de Colombia, pero también es válido y sobre todo respetable que otros decidan no participar, porque consideran que un tema tan crucial para nuestro país no se debe discutir en una mesa de diálogo, sino en el Congreso de la República, que es donde se debaten las leyes y los proyectos de alcance nacional, como bien lo ha expuesto Fedegan.

No voy a hacer de abogado del diablo y mucho menos voy a defender a Fedegan, pero sí me gustaría que en Colombia se deje de pensar que  para ser un buen patriota, hay que seguir al gobierno nacional en cuanta cosa se le ocurra hacer, incluyendo un proceso de paz que nadie estaba pidiendo, con un grupo guerrillero que comienza unos diálogos negando que tienen secuestrados y que hasta hace poco liberaron a tres chinos que tenían en cautiverio.  Así como prometen una tregua navideña, pero dejan en claro que si son atacados no dudarán en responder con fuego. Ese unanimismo del que hablé, en una opinión anterior, no se puede aplicar en un país que se dice democrático, y mucho menos en un gobierno que asegura respetar las posiciones contrarias.

Me gusta que para esta ocasión se haya tenido en cuenta la experiencia del pasado y no se hayan repetido los espacios lúdicos que se abrieron en San Vicente del Caguán durante el gobierno de Andrés Pastrana, y que permitieron que asistieran organizaciones de la sociedad civil para exponer tesis y documentos  que nunca se tuvieron en cuenta. Pero yo quisiera saber, ¿hasta dónde se van a atender las sugerencias del foro de la Nacional?, y sobre todo, ¿si este no es otro de esos espacios lúdicos tipo San Vicente del Caguán?, porque si es así, que pena señores, pero sí tiene razón el doctor José Félix Lafourie en no querer asistir a un evento que solo se hace para darle contentillo a quienes están pidiendo espacio de participación en la mesa de diálogo, porque si en verdad se les quisiera escuchar, con toda seguridad que se les permitiría desplazarse hasta La Habana.

Por otro lado, no entiendo cómo es que el gobierno nacional asegura que no está dispuesto a discutir el modelo económico de Colombia, y deja como primer punto en la agenda de negociación el desarrollo rural, ¿Que acaso ese no es un tipo de modelo económico? ¿Que acaso la economía de nuestro país no está sustentada en gran parte en  ese modelo? Pero lo que me parece más inconveniente, es que este tema se discuta con las Farc, cuando lo más lógico es que luego de que se desmovilicen, si es que lo hacen, ese debate se aborde en el Congreso de la República, con quienes logren participar en política luego de su reinserción en la sociedad.

Como dije en un comienzo, no soy ningún apátrida como seguramente me han de calificar los izquierdistas que lean esta columna, o que soy de la línea conservadora de Alejandro Ordóñez, pero sí me gustaría que no por el hecho de no creer en las intenciones de paz que tienen  las Farc, se tilde de guerreristas a quien no participa en lo que concierne a este tema, si esta es una posición política, igual de válida a la de los que deciden apoyarlo y participar en él.

CAMBIANDO DE TEMA: Con el nefasto resultado en el primer día del modelo de basuras que decidió implantar Gustavo Petro, este habrá aprendido el viejo y conocido refrán que a la letra dice: “El que no atiende consejos, no llega a viejo”

@sevillanojarami

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO