Si pero no

Si pero no

1 de noviembre del 2016

Germán Vargas Lleras

Muchos creen que el buen político es aquel que puede moldearse a todas las circunstancias y que aprovecha al máximo el poder. Si ello es así, el mejor político de Colombia es Germán Vargas Lleras.

Fue amigo de Uribe hasta el debate de la segunda reelección en la cual sus alfiles jugaron un papel central en el desgaste del proceso. Se enfrentó a Santos y, derrotado en las elecciones, entró en su primer gabinete como Ministro del Interior. Eran las épocas iniciales del gobierno de Santos donde todo parecía posible y la distancia con Uribe era pequeña. Muchos creían que era el mundo ideal con la seguridad democrática todavía activa y el gobierno con un inmenso potencial de hacer reformas estructurales. Luego fue fórmula vicepresidencial cuando Santos se aburrió de la independencia de Angelino. El presidente había usado a su vice ex -sindicalista para atraerse votos del centro en su primera elección. Ahora necesitaba recuperar espacio en la derecha donde muchos temían la entrega de La Habana.

A pesar de ser un solo político, ha querido posicionarse como un buen ejecutor de programas públicos. Es innegable que, en la flojera de resultados del Ejecutivo, su dinamismo brilla. Frente a los demás ministros que copian a su jefe haciendo sólo anuncios, Vargas entrega obras. Le gusta contratar y no teme meter la mano para acelerar la ejecución. Conoce el Estado e identifica el saboteo de sus programas. Cuando ello sucede utiliza su acceso a los medios para morder a sus enemigos políticos. Nada lo detendrá ni a nadie le teme.

Vargas sabe que a Santos no le queda prestigio ni tiene base electoral. El gobierno actual entra en una fase de desgaste final que será larga y dolorosa. Hay que tomar distancia de Santos que penalizará a cualquier candidato que se vea cercano a él. El Vice mantiene su ambivalencia frente al proceso de paz. Si pero no ha sido su lema. Algunos dicen que no le gusta lo negociado; otros prefieren señalar su habilidad para dejarle todo el peso a Santos cuyo gobierno terminó sumergido en un proceso que fue rechazado por los electores.

Vargas se opone ahora a la reforma tributaria. Hay que tomar distancia con todas las medidas impopulares que se vienen en los próximos meses.

Se habrá beneficiado del poder para seguir ejerciendo el poder.

 Miguel Gómez Martínez

Asesor económico y empresarial

[email protected]

 

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.