Guerra sucia

18 de mayo del 2014

“Dos candidatos que representan lo mismo, el apego al poder y una lucha de egos.”

El próximo domingo se llevarán a cabo las elecciones presidenciales, de acuerdo a lo que anuncian las encuestas, van a ser muy cerradas entre Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga, en primera vuelta se presenta un empate técnico y en segunda, el candidato Uribista gana por estrecho margen.

Dos candidatos que para mí representan lo mismo, el apego al poder y una lucha de egos por saber quién tiene las mayorías, sin pensar realmente en las necesidades del país, involucrados en una denigrante guerra sucia. Mientras Pacho Santos sale con una publicidad fuerte, criticando a su primo Juan Manuel “porque lo conoce”, con el afán de hacerlo quedar mal ante el país; el partido Cambio Radical, manipula palabras e imágenes de Zuluaga, simulando la negación de que sea bueno regalar casas a los pobres.

Mientras Santos, tenía a JJ Rendón; Zuluaga, tenía al ‘hacker’ Sepúlveda. Santos, tiene al fiscal Montealegre; Zuluaga, tiene al procurador Ordóñez. Mientras la gran prensa, de manera descarada, está jugada con la reelección de Santos, no sé con qué intereses; Uribe, acusa sin pruebas para dilatar la elección e impulsar a su candidato y, el Fiscal reacciona persiguiéndolo. Mientras Santos elude los debates, se une con Petro y busca, desesperado, que lo defienda César Gaviria, aunque este no haya explicado aún, las malas actuaciones de su gobierno; Zuluaga tiene a Fernando Londoño, de la entraña uribista, quien contraataca con infundadas acusaciones del Presidente Santos y su hermano,tildándolos de asesinos.

Lo cierto es que ya sabemos cómo gobierna Santos y creo que el país no debe reelegir 4 años más de la misma mermelada: la maquinaria política de los ‘Ñoños’; la alianza con las Farc, utilizando la paz para sacar tajada electoral; el mal manejo de la educación y la salud, la crisis de la justicia y muchos más temas, en los que ha quedado en deuda con el país; a Zuluaga lo cobija el beneficio de la duda. En el camino quedaron candidatos como Peñalosa, quien a pesar de ser una buena opción, no supo aprovechar su momento y se desinfló, pensaba votar por él pero su tibieza a la hora de comprometerse, la mala organización de su campaña y las dudas en temas trascendentales, me hicieron cambiar de opinión; al igual que Clara López, del Polo Democrático, quien no logró consolidar un discurso claro y se la tragó la polarización.

Las elecciones del domingo pueden ser muy parecidas a las de 1970, cuando Misael Pastrana le ganó por estrecho margen al General Rojas Pinilla, situación que generó acusaciones de fraude y un caos político, ojalá en esta ocasión no se presente algo parecido, sería muy grave para la institucionalidad del país que el Registrador, por congraciarse con el Presidente cometiera un error de tal magnitud.

Mi voto será por Marta Lucía Ramírez, una mujer que conoce el país, tiene liderazgo y a pesar de la persecución de los congresistas de su partido, ha hecho una campaña limpia y honesta; cuando fue Ministra de Defensa, mostró resultados, además, creo que el país debe darle oportunidad a una mujer. No sé si le alcanzará, pero lo que sí tengo claro es que ella tendrá la llave para elegir al próximo presidente en la segunda vuelta.

@JACOBOSOLANOC

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO