Gardeazábal acosado por extraña enfermedad

Gardeazábal acosado por extraña enfermedad

6 de Febrero del 2016

En Tuluá, donde reside, los médicos más cercanos no lograron identificar el mal. En Cali lo revisaron eminentes facultativos que tampoco establecieron el porqué sus pies se han hinchado de tal manera que no puede usar zapatos.

Gustavo Álvarez Gardeazábal es un magnífico escritor y periodista, aplaudido por su obra literaria, y admirado por su trabajo en ‘La Luciérnaga’, de donde fue despedido por sus críticas al gobierno Santos.

Gardeazábal (como se le conoce nacionalmente) tiene problemas cardíacos y difícilmente frecuenta Bogotá. Su vida transcurre entre su finca de Tuluá –El Porce- y Cartagena, su segundo hogar.

Gardeazábal se desplaza hoy con alguna dificultad sobre sus sandalias, parecidas a las de San Francisco de Asís, el patrono de la ecología. Pero la inflamación le corre pierna arriba, como sus críticas ponzoñosas contra el ministro y las autoridades de salud.

En un momento los médicos que lo atendieron pensaron que Gardeazábal había sido atacado por el zika, situación que descartaron porque -entre otras cosas- según el mismo periodista, nadie ha determinado con claridad sus características. “Como el chicunguña vino y se fue, sin que nadie pudiera estudiarlo y definirlo en profundad y nitidez absoluta”.

En Medellín fue sometido a exámenes diversos para concretar el origen de sus padecimientos y buscar la cura. Y al parecer los diagnósticos no arrojan señales fatales.

Gardeazábal mantiene su buen humor punzante y sarcástico (exclusividad de las personas inteligentes) y no ha parado de comentar todos los días en ADN y Todelar.

La ventaja es que la hinchazón es en los pies y piernas y no en la lengua o el cerebro, y Gardeazábal no escribe con las patas, como dicen de algunos colegas.

Les recuerdo que siendo gobernador le preguntaron si su condición de homosexual afectaría el ejercicio de su mandato, y respondió:

-Yo voy a gobernar con la cabeza, no con el culo.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.