Héctor Mora se lanza a la novela con “La monja del cabaret”

Héctor Mora se lanza a la novela con “La monja del cabaret”

29 de Febrero del 2016

El periodista Héctor Mora Pedraza, a quien el país conoce por sus infinitos viajes por el mundo, vertidos en impactantes crónicas de televisión, está a punto de publicar una novela que resume una visión religiosa, política y pecaminosa de París.

La trama es la siguiente, según el propio Mora:

El tiempo y el espacio se mezclan en esta historia sin orden cronológico. El cabaret y el café es la semblanza del París diario y nocturno.

En ese medio, Antonella, una bella e ingenua estudiante provinciana de Bellas Artes, se enamora de un estudiante aristócrata de la Sorbona quien le enseña a caminar la ciudad, a entender su historia y gozar sus lujos.

Como trabajo de investigación conoce secretos de los presidentes franceses y la rebelión del 68 donde participan hasta unos colombianos.

Repasa la ciudad a donde llegan inmigrantes como una pereirana vendedora del Mercado de las Pulgas, un mexicano que huye de la matanza oficial de Tlatelolco; un latino “todero” que se gana la comida vendiendo rosas o como mesero en un barco del Sena o en el bar del Maxim’s y despunta como un gigolo pobre.

Contrae matrimonio con Pierre, pero la noche de bodas se decepciona porque su esposo resulta ser un hermafrodita y en medio del desespero se convierte en monja de clausura, en un Monasterio, donde se reza más tiempo del que se vive.

Destinada a la enfermería, triunfa por su vocación artística organizando una coral, pero se defrauda al conocer la intimidad del claustro y de las monjas, un asombro ratificado al saber de los secretos milenarios y los escándalos del Vaticano, a donde viaja para tramitar la dispensa de los votos.

Va entonces a Lourdes para ejercer como enfermera en el santuario exigido por la Virgen y profundiza en los misterios del sanatorio de gran producción de milagros, como la sanación de un enfermo de Sida, que la Iglesia rechaza por no haber un santo que sufriera la enfermedad.

Su aspiración se consagra como practicante en el legendario Hospital de Dieu en París. Más tarde y gracias a un compañero de trabajo ingresa a la escuela oficial de danza y trabaja como modelo “prete a porter”.

Su belleza y garbo le permite convertirse en la estrella del Cancán en el Moulin Rouge y luego en la vedette del Lido donde trata de comprarla un emir.

Huyendo del acoso del petrolero, es la mujer solitaria y retraída, que recorre paso a paso la ciudad en Metro, descansa en los jardines y despierta amores sin disfrutarlos, mientras ve pasar la vida en cámara lenta por la ventana de su atelier.

Sus amigos cercanos son un fotógrafo nómada, un payaso ruso, un ventrílocuo húngaro, un apasionado cura moderno que la seduce y otros luchadores del día en ese París saturado de turistas, de hombres que trabajan en lo que pueden.

Aquí se describe con detalle al hechicero y secreto París, como en una guía íntima y amplia, de calles anónimas y plazas ciertas y útiles para visitantes y viajeros.

Es un relato donde no se comete un crimen, pero se deduce que el manto del olvido es la muerte para los hombres buenos. El final como todos es color de rosa, pero muy pálido.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.