Honda, una Parroquia de 391 años

22 de agosto del 2011

La tolimense ciudad de Honda es de las pocas de Colombia y el mundo que tienen el  privilegio de conmemorar varias efemérides. Y esto por haber sido y ser obligatorio cruce de caminos y nodo comercial de la Nueva Granada y de la actual República de Colombia. En la  época colonial se clasificaban las poblaciones […]

La tolimense ciudad de Honda es de las pocas de Colombia y el mundo que tienen el  privilegio de conmemorar varias efemérides. Y esto por haber sido y ser obligatorio cruce de caminos y nodo comercial de la Nueva Granada y de la actual República de Colombia.

En la  época colonial se clasificaban las poblaciones de acuerdo con la importancia y recibían el titulo que les correspondía así: Ciudad, la que había sido fundada; Villa, mediante solicitud interpuesta por notables sufragando dinero a la Corona española; Parroquia de Blancos o Parroquia de Negros, cuando tenía un sacerdote para españoles o para negros, y un poco más abajo Encomienda, cargo de una persona muy cercana al conquistador o al fundador de las nuevas tierras.

Según investigaciones de Enrique Otero D´Costa y Roberto Velandia Rodríguez de la Academia de Historia de Colombia, replicadas por la Academia de Historia  del Tolima y el Centro de Historia de Honda, antes de ser Villa, Honda fue clasificada de acuerdo con su desarrollo poblacional e historiográfico.

Primer lugar donde funcionó la Parroquia de San Bartolomé, hoy estación del ferrocarril.

Esta génesis la describen los padres Mercado y Pacheco, “De paso para Antioquia  dieron en este puerto, en 1620, una fructuosa misión los PP, José Alitran y Vicente Imperial. Había muerto en aquellos días el párroco del lugar, Gonzalo Vera, y los vecinos se empeñaron en que los Jesuitas rigieran los destinos espirituales  de la población. Tanto insistieron que obligaron al P. Imperial a regresar a Santafé con cartas apremiantes del capitán Martin de Ocampo, corregidor de Mariquita, del capitán Ruiz Díaz Aguilar, de juez de canoas y de unos vecinos importantes”.

“Encontrábase en Guaduas el P. Imperial con el presidente don Juan de Borja, quien gustoso concedió de su parte la autorización necesaria para que la Compañía se encargara del curato. De visita en Tunja se hallaba el arzobispo don Hernando Arias de Ugarte, y hasta allá llego el P. Imperial. Al exponerle el jesuita su misión´, respondió el prelado, “No sólo esa doctrina sino todas las del arzobispado entregaría con gusto a la Compañía”, fue así como, “En agosto de 1620 eran nombrados párrocos de Honda los PP, Pedro de Ossad y José Alitran y empezó en un muy señalado día que fue víspera de San Bartolomé”.

Este 24 de agosto, Honda, estará conmemorando 391 años de erección en Parroquia de San Bartolomé, que es una fecha religiosa, celebrada por sus ciudadanos como la efeméride más importante por la influencia católica en el país. Pero también tenemos otras que conmemorar  como:

Descubrimiento inicios de junio de 1539, cumplió 472 años; Conquista mediados de 1540, cumplió  471 años; Erección en Parroquia de San Bartolomé, 24 de agosto de 1620, cumple 391 años; Erección en Villa de San Bartolomé de Honda 4 de marzo de 1643, cumplió 368 años y Ciudad, 30 de junio de 1815, cumplió 196 años.

Panorámica de Honda. Cortesía Sandra Carrillo.

Esa es la ventaja que tiene Honda, ya que al no haber sido fundada como lo fue Bogotá, Mariquita, Ibagué entre otras, tiene varias fechas a celebrar, fechas que como escribimos al comienzo, tienen el aval de la Academia de Historia de Colombia desde 1940, cuando el académico Enrique Otero D´Costa  presentó ante el Concejo Municipal de esta ciudad dicho estudio, publicado en la gaceta municipal de la época, y luego en 1989, cuando Roberto Velandia Rodríguez en su investigación de más de 400 páginas publicó su trabajó titulado “La Villa de San Bartolomé de Honda”.

Por lo cual la ciudadanía hondana de nacimiento, de adopción, de corazón, conmemora este 24 de agosto, sus 391 años de “Erección en Parroquia”, que por cierto hoy en día, ya no tiene una parroquia sino cuatro; La parroquia de Nuestra Señora del Rosario, la parroquia de Nuestra Señora de El Carmen, la parroquia del Divino Niño y la parroquia de Jesús de Nazareth. Para todos los hondanos, felicitaciones.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO