Iván Parra, taurino: “Hitler defendía a su perra y asesinaba humanos”

Iván Parra, taurino: “Hitler defendía a su perra y asesinaba humanos”

14 de julio del 2016

Durante varias décadas, Iván Parra Díaz “Parrita”, ha sido exitoso presentador de programas de radio y televisión y figura brillante de la narración taurina. Hoy está muy enfermo pero no baja la guardia. Un problema de diabetes desembocó en diálisis, problemas de riñones, corazón y otras “arandelas” que lidia a diario.

-Pero los problemas de salud no fueron heredados de mi afición por los toros, dice con fina ironía el bien hablado Parra, estudioso a fondo del idioma, otro asunto que trabaja con esmero.

Lea también: ¿Tradición macabra? Asesinar a la mamá del toro que mata a un torero

Quiso ser torero, se hizo abogado y se dedicó a los medios. -Yo fui un torero muy malo. Pa’ ser torero hay que quedarse quieto y yo corría más que un pollo en un incendio

-De los toros lo único que he hecho es aprender y para mi es una síntesis de lo que es la vida; la lucha y la confrontación del hombre con el toro es milenaria.

Hombres con una sensibilidad a flor de piel como Federico García Lorca, como Rafael Alberti, como su mujer, Teresa de León, como Manuel y Antonio Machado, fueron seguidores y admiradores del mundo taurino. Poetas como Pastor, De las Cabras, Miguel Hernández, le cantaron a la fiesta de los toros.

También: La becerrada de los niños ‘play’ que indigna a los animalistas

Parra dice que el dictador y asesino Adolf Hitler defendía a su perra pastora alemán y practicaba el animalismo contra los seres humanos. Los toros son el espectáculo más auténtico que hay, el mas democrático, aquí no se muere de mentiras, se muere de verdad. La ciencia, la medicina, han jugado un papel que desequilibra en torno al número de muertos de un lado y de otro, aquí se mueren los toros y se mueren los toreros.

Pero dice otras dos cosas controvertidas el buen ser humano Iván Parra:

1- Yo prefiero luchar por los niños que se mueren de desnutrición en la Guajira. No hay banderas animalistas que se levanten contra esa injusticia.

2- En los mataderos colombianos se sacrifican entre cuatro mil y cinco mil cabezas de ganado de muy mala manera, y los colectivos animalistas no protestan, no hay una sola de voz de rechazo.

Si nosotros disfrutáramos con el sufrimiento del toro, pagaríamos, en vez de pagar una entrada costosa a una Plaza de Toros, pagaríamos por entrar a los mataderos colombianos para ver sacrificar esos cinco mil animales diarios de forma atroz.

Nosotros no tenemos banderas multicolores para decir que somos minoría y que exigimos respeto de esa libre determinación, pero decimos que hay prioridades porque los niños se siguen muriendo de hambre en algunas regiones de Colombia, de desnutrición y no hay una sola manifestación en torno a eso, hay balas perdidas que cobran la vida de pequeñitos, todos los días y no hay una sola manifestación frente a ningún instituto del Estado ni por parte de esas asociaciones ni de parte de nadie.

Somos una minoría que ama el mundo del toro y pedimos respeto, como lo tenemos por quienes piensan lo contrario.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.