James, “el renacido”

26 de agosto del 2019

Por Esteban Jaramillo Osorio.

James, “el renacido”

Afirman los expertos que la edad de oro de un futbolista, en el pico más alto de su juego,  oscila entre los 28 y los 31 años. Hay excepciones de niños prodigio o veteranos deslumbrantes. En nada benefician, entonces, los frenazos forzados a la carrera de James Rodríguez, reclamando desde la trastienda una opción para jugar, la que le llego el fin de semana, sin el furor de su fútbol, pero con espíritu conciliador.

Entrado en 29, protagonista de una fatigante novela del mercado, en atasco su carrera, bloqueada su salida y rechazada su alineación, se ha batido en una lucha estéril de egos, con su entrenador. Ha pasado factura el francés al irrespeto de su dirigido y a su falta de compromiso al entrenar y jugar. Pero ha retornado el ídolo con pilas recargadas, reclamando su espacio con la calidad intacta aunque sin reservas físicas ni puntería. Su sitio en el Real Madrid lo ganará elevando su nivel, convirtiéndose en imprescindible, y no desde las bocanadas de afecto que le llegan desde los medios, o le expresan sus seguidores en la red.

Ante Valladolid lo intentó convencido de sus errores del pasado y dejo alentadoras sensaciones que la tribuna premió. El fastidio reciproco de Zidane y James, apunta como hecho del pasado, no solo por la alineación del “10” sino por los amistosos gestos que se cruzan. Sus correrías por otros lugares y los tiempos muertos de su fútbol , que han condicionado su carrera, han sido un bloqueo a su talento y a lo mucho que con el pudo progresar.

El partido entre Zidane y James continuará en los escritorios del entrenador, o en las canchas de entrenamiento. Donde hubo fuego, cenizas quedan y, por las actitudes de Zidane, se sabe que en este viaje de los merengues con nuevos retos, James tendrá matricula condicional. En jaula de oro James en Real Madrid porque Zidane lo ha alineado por los titulares ausentes o lesionados y los refuerzos rimbombantes que no llegan. Será solo su esfuerzo con subordinación, el que le asegure la titular.

Esteban Jaramillo Osorio
Twitter: @estejaramillo

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO