Juan Gossaín ha empezado su obra cumbre, lleva dos páginas

11 de mayo del 2015

“Estoy intentando escribir el libro que siempre he querido escribir”.

Cada año, cada diciembre, se rumoraba la renuncia del director de RCN porque quería dedicarse a escribir. Juan Gossaín recordaba en cientos de reportajes y conferencias que lo suyo no era la radio, aunque por casi dos décadas se disputó el primer lugar de la sintonía, primero con Yamit Amad y después con Darío Arizmendi, directores de Caracol.

Llegó el día del retiro (hace cinco años) y el formidable periodista ha publicado apasionantes crónicas, algunos libros, varias denuncias. Ha dictado conferencias y ha confrontado en foros sobre periodismo, sobre política, sobre el presente y futuro de Cartagena, donde reside, en un apartamento estupendo, que permite una vista soberbia del mar y del infinito.

La pregunta que nos seguimos haciendo los colombianos seducidos por su pluma es… ¿y qué pasó con la obra cumbre?, entendido que todo lo anterior es bueno (‘La balada de María Abdala’, ‘La mala hierba’, ‘La nostalgia del alcatraz’, ‘Puro cuento’, ‘La muerte de Bolatriste’) pero estamos a la espera de un “batacazo” tipo ‘Cien años de Soledad’, una novela que lo catapulte a nivel internacional, que supere a los grandes escritores colombianos de hoy.

Tengo la gran primicia. Gossaín ha empezado, ya tiene dos páginas, que no son definitivas “porque uno siempre corrige y bota”, pero ya están, las tiene en su estudio privado, donde nadie puede entrar, menos “organizar”, porque la orden de Margot Ricci, su esposa, es perentoria: que nadie interrumpa a la fiera cuando se encierre en esa jaula.

Gossaín me  confiesa en voz baja, como quien revela el más grande secreto de vida:

-Estoy intentando escribir el libro que siempre he querido escribir, el que durante 50 años no me sentí con fuerza suficiente para escribir, me asustaba.

Es una historia envolvente de dos fenómenos que se juntaron y han producido una maravilla, los árabes del caribe, todo este montón de emigrantes, todas las historias que hay de ellos, todas las cosas que han pasado, cómo se juntaron dos culturas, dos maneras de ser. Cómo dos imaginaciones tan distintas, como la realidad mágica del caribe y las mil y una noches de oriente se juntaron aquí.

Es un privilegio poder contarlo. Es la primera vez que Juan concreta el tema, porque tiene la superstición de que si uno adelante sobre lo que escribe…le sale mal.

-La verdad… tengo como tres mil páginas de apuntes, que ninguna tiene que ver con la otra. Tengo que ponerles orden.

He escrito las dos primeras páginas con coherencia y con sentido, con historia propia. Estoy en el comienzo del camino.

No me dijo más, pero lo encuentro suficiente y emocionante. Este buque acaba de arrancar, imponente y seguro como el que los dos estamos viendo en la bahía, una tarde seminublada en Cartagena.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO