Santos y el proceso de paz en caída libre

Santos y el proceso de paz en caída libre

1 de marzo del 2016

Sobre la Casa de Nariño soplan vientos borrascosos. El 69 por ciento de los encuestados por Gallup desaprueba la gestión del presidente Santos.

En agosto de 2013 fue peor, “el disgusto” ciudadano fue del 71 por ciento, y en diciembre de 2015 del 52 por ciento.

Si Santos se sometiera hoy a votación, seguramente sería derrotado porque la encuesta en referencia dice que sólo un 24 por ciento lo aprueba.

Por otra parte, si el plebiscito –o el mecanismo que se adopte para aprobar los acuerdos de La Habana- se sometiera hoy a votación, el 57 por ciento le diría que no. O por lo menos ese número de encuestados cree que el proceso va por mal camino. Sólo el 37 por ciento es optimista. Y el 80 por ciento cree que el 23 de marzo no se firmarán los acuerdos, como insiste el presidente Santos.

Tampoco están los colombianos convencidos de votar la refrendación de los acuerdos. Solamente está seguro un 30 por ciento.

Los alcaldes de las principales ciudades.

La encuesta, que Gallup acaba de publicar, muestra un desencanto por Peñalosa en Bogotá, pero optimismo en Cali, Medellin, Barranquilla y Bucaramanga.

Bogotá, Enrique Peñalosa: Sólo el 35 por ciento aprueba su gestión. El 55 por ciento lo desaprueba.

Medellín: Federico Gutiérrez tiene contentos al 78 por ciento de los encuestados. El 8 por ciento lo desaprueba.

Cali: El alcalde Maurice Armitage tiene a su lado el 69 por ciento de los consultados, no obstante las muchas controversias alrededor de su mandato. El 19 por ciento piensa que el alcalde se equivoca.

Barranquilla, Alejandro Char: El más aplaudido y respaldado de los alcaldes de las principales ciudades, con un 86 por ciento de aprobación, contra un 9 por ciento de desanimados.

Bucaramanga: Algunos dicen que es un viejo cascarrabias pero con todo y eso, el 79 por ciento de la ciudad está con él. El 10 por ciento es la oposición, no lo aprueba.

La encuesta de Gallup profundiza en otros asuntos como el optimismo o pesimismo de los ciudadanos y parece que ganan los segundos, pero –suponemos- que la economía y el clima nacional tan enrarecidos contribuyen en alto porcentaje a ese panorama.

Como esta encuesta es de percepción y no de resultados electorales, cualquier variación no es para “colgar” a nadie, pero muy importante para que los alcaldes y gobernantes piensen en su popularidad, que a unos les importa más que a otros. Al fin y al cabo, el ego gobierna las almas.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.