La auditoría general, favores y confabulaciones

Foto: Consejo Nacional Electoral

La auditoría general, favores y confabulaciones

25 de agosto del 2017

Los candidatos postulados son 70, pero como suele ocurrir en estas “competencias” hay fichas marcadas. En la elección del nuevo auditor general de la Nación se especula, en fuentes creíbles de la alta justicia, que terminará elegido Emiliano Rivera Bravo.

No se trata únicamente de méritos profesionales (que los puede tener) sino políticos. Rivera le estaría cobrando al Consejo de Estado que sus gestiones y lobby en el Congreso impidieron que esa corporación fuera despojada de las funciones electorales que hoy tiene la comisión quinta de ese organismo.

Rivera se precia de manejar todos los resortes del Congreso, por su experiencia de secretario de la comisión primera constitucional de la Cámara, por espacio de 15 años. Ese conocimiento y cercanía con los políticos, le habría facilitado su gestión, que hoy le cobra al Consejo de Estado, a su presidente Jorge Octavio Ramírez.

Rivera Bravo (abogado de la Universidad Libre) saltó del Congreso al Consejo Electoral, donde hoy representa al partido liberal. Y pretende hacerse elegir como auditor general, por los “méritos” mencionados, en reemplazo de Felipe Córdoba, quien termina su período.

Figuran otros nombres con posibilidades: Rodrigo Tovar Garcés, funcionario de la Personería de Bogotá; Jorge Luis Trujillo Alfaro, actual secretario de hacienda de Cundinamarca. Y Luz Jimenez Duque Botero, funcionaria de la Superintendencia Solidaria.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.