Silvia Gette, la bailarina de cabaret que enamoró al rector, ahora muerto

Silvia Gette, la bailarina de cabaret que enamoró al rector, ahora muerto

18 de julio del 2016

Acaba de salir al mercado un libro que en otro país causaría revuelo sin límites pero no aquí, donde si uno quiere que un tema se olvide, basta meterlo dentro de un libro, dice el periodista y escritor Gustavo Alvarez Gardeazábal.

Es un trabajo de reportería, de los que ya no se hacen en Colombia, basado en la vida de Silvia Gette, la bailarina de cabaret que terminó enamorando al dueño y rector de la Universidad Autónoma del Caribe y heredándolo a su muerte.

Es un texto apasionante sobre sus enredos judiciales, los infinitos poderes que acercaron a la gloria y al crimen, al tiempo que lograba parir después de los 50 años. Gardeazabal, quien escribe en ADN, y comenta en varias emisoras de radio, dice que a todas luces es un exitazo de Felipe Romero, adelantándose a fiscales y jueces incapaces hasta ahora de analizar en contexto.

El libro (Gguette, ediciones B ) es la apabullante crónica de una mujer poderosa y atrevida . Es un acumulado de datos y documentos ( que a veces empalagan cuando uno sabe que son copiados de audiciones non sanctas), pero es tal la seriedad de la investigación que termina por imponerse hasta el punto de atrapar al lector.

Como tal resulta ser una escanografía al detalle que debe conmover a los barranquilleros, pero también al mundo universitario y deportivo de Colombia y por qué no a la traspapelada justicia nacional, porque a todos ellos los arrolló la Gette.

No vacilo entonces en afirmar que estamos en presencia de una resurrección de la crónica que honraba al periodismo colombiano. De libros como este, hay muy pocos en Colombia. En consecuencia debería tener éxito, pero temo mucho que la suerte puede serle esquiva. La maldad y la venganza son abrumadoramente descritas en el texto sobre un personaje de carne y hueso para no estar prevenidos a lo peor.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.