La carrera por las curules en Cundinamarca

21 de julio del 2017

Así están las cuentas políticas en la región.

La carrera por las curules en Cundinamarca

Foto: Shutterstock

Es curioso que siendo Cundinamarca un departamento casi tan grande como Antioquia, no tenga la relevancia nacional que se merece. Y que los políticos del departamento pasen casi agachados en el panorama del país, a no ser que terminen en la cárcel, como le acaba de suceder a Alvaro Cruz.

Este es un territorio intensamente político. Y desde ya se pelean fieramente las curules del Congreso para el próximo período.

El periódico regional El Elector, que dirige Olinto Uribe, considera que la competencia marcha de la siguiente manera:

Cambio Radical entra bien espoleado

Por cuenta de tener precandidato presidencial y, por supuesto, toda una maquinaria humana influyendo, el partido que parece mejor armado es Cambio Radical, que tiene en los actuales representantes Jorge Rozo (de Sibaté) y Betty Zorro (de Soacha) dos buenos escuderos.

A ellos les sumarían refuerzos el excontralor de Cundinamarca, Leonardo Rico Rico, oriundo de El Rosal, ficha clave en la contienda y muy bien apadrinado. También lo harían los exalcaldes de Topaipí, Alejandro Linares, y de Cajicá, Mauricio Bejarano, quienes hasta hace unos días fueron funcionarios de la Gobernación y de la Contraloría Departamental, respectivamente. Sin duda, un buen equipo para repuntar y conseguir mantener las dos curules actuales.

En el Senado, la única representación continuaría siendo la de Juan Carlos Restrepo, un hombre que poco se ve, poco se oye, pero mucho se mueve entre las bases y la manzanilla política.

La U se desvaloriza

El que indudablemente tendrá mayor trabajo a la hora de conseguir votos para sostener los dos puestos que tiene en la Cámara de Representantes es el Partido Social de Unidad Nacional o Partido de la U. Tras la declinación de Juan Carlos Saldarriaga (excandidato a la alcaldía de Soacha), quien había renunciado a la gerencia de la Corporación Social para buscar la posibilidad de un renglón, el camino del actual congresista José Edilberto Caicedo queda más fácil de transitar.

Sin embargo, a paso ligero lo siguen el exsenador y exviceministro del Interior, Carlos Ferro, fórmula del hoy senador Milton Rodríguez, y la exalcaldesa de Cajicá, Fabiola Jácome, a quien le coquetean con muchas flores para que refuerce este equipo, que, a decir verdad, queda bastante débil con el movimiento Alfredo Molina, quien pasaría de Cámara a Senado (sí y solo sí las listas son abiertas).

En definitiva, un partido “desvalorizado”, sin jefes naturales, con la imagen de su Presidente bastante menguada, dividido en sus filas y con poco que ofrecer.

Repiten liberales

El partido Liberal no tiene mucho de dónde escoger. Con la nulidad frente a su oferta de pensamientos innovadores y la indecisión de los anunciados nuevos candidatos, el actual congresista Óscar Sánchez (de Facatativá) es, sin duda, el único nombre seguro.

Con la llegada del exalcalde de Zipaquirá, Marco Tulio Sánchez, y de la exdiputada, Fanny Álvarez (de Girardot) la posibilidad de pelear el otro renglón queda abierta, aunque poco segura, arriesgándose a marcar como en el Senado, es decir, sin legislador.

Duelo de conservadores

Y hablando de un departamento con tendencias, en su mayoría, azules y tradicionalistas, también hay que decir que el partido Conservador se encuentra desanimado y quebrado a su interior.

Los rostros tampoco serán renovados esta vez y, por el contrario, parece que volveremos a vivir el cerrado duelo de hace tres años entre el actual representante Orlando Clavijo (de la región Oriente) y el exsecretario de Gobierno, Buenaventura León (de la provincia del Gualivá), entre quienes se disputarían una de las siete curules que tiene Cundinamarca en la Cámara de Representantes, vislumbrándose a León León como el más opcionado en esta oportunidad.

La silla del Senado también vacante. La salud del parlamentario Fernando Tamayo (quien realmente es de Boyacá, aunque adoptado por Cundinamarca) le impedirá buscar su reelección. A cambio, dicen que será su hermana, la exconcejala de Bogotá, Soledad Tamayo, quien busque los votos del departamento para también hacerse apadrinar, favorecida, por supuesto, por su también hermano y actual diputado cundinamarqués, Helio Rafael Tamayo. Falta ver qué tan endosables son.

El Centro Democrático sigue cerrado

El partido del senador Álvaro Uribe, muy apreciado en este departamento, seguramente mantendrá su curul, y lo hará con el actual y buen congresista Rubén Darío Molano (oriundo de la provincia del Rionegro), quien mueve los hilos para que la lista vaya sin voto preferente o cerrada, con el objetivo de ser él quien la encabece, dejando, nuevamente, sin posibilidades al líder Hernán Garzón (de Villapinzón), quien pasó de las toldas conservadores a las del CD, sin haber obtenido hasta ahora ninguna ganancia política, más que su exilio como servidor público.

Los pequeños a la banca

Finalizando con los partidos pequeños, llámense Verde, Polo, Opción Ciudadana, Mira, Mais o ASI, estos continuarán a la expectativa frente a la posibilidad de armar coaliciones interpartidistas para tener algún chance.

Así pues, la política cundinamarquesa está empezando su ebullición. Los ingredientes están sobre la mesa esperando solo el toque secreto: el séptimo nombre; a la expectativa, por supuesto, de que aparezca algún “gallo tapado” que termine dándonos una sorpresa.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO