La herencia de Diomedes ¡Qué lío!

1 de junio del 2018

Opinión de Graciela Torres La Negra Candela.

La herencia de Diomedes ¡Qué lío!

Esto de la herencia del cantante vallenato Diomedes Díaz sí que merece ser llevado a la pantalla chica en forma de telenovela. Y no es un chiste, porque se ha convertido en todo un lío especialmente para los veintiún herederos reconocidos oficialmente y de los cuales tan sólo tres han recibido parte de lo dictaminado por el Juez que les corresponde por derecho.

Concretamente los hijos de Diomedes Díaz con su tercera y última esposa Consuelo Martínez con quién vivía en el momento de su fallecimiento unión reconocida legalmente por la ley Colombiana. Consuelo descalificada por algunos de los hijos del primer matrimonio ha tenido que luchar a brazo partido para defender los derechos de sus tres hijos y los suyos propios lo cual se ha traducido en ataques, insultos,improperios, amenazas de los fanáticos del Cacique que han tomado partido a favor o en contra de ella y el representante de los hermanos Díaz, Rafael Santos.

La situación se torna cada día más virulenta en la lucha por los derechos de cada quién, no se sabe porqué. El mayor de los Díaz, Rafael se ha abrogado más derechos de los que le dieron sus hermanos, ignorantes en materia de leyes y confiados ciegamente en la buena fé de quién debe defender sus intereses, encomienda de la cual están empezando a dudar ahora que salió a la palestra el uso dado por él a una de las camionetas dejadas por su famoso papá y que él tomó por derecho propio de manos de la viuda Consuelo, alegando que le correspondía a ellos y a su mamá quién fue su primera esposa, desconociendo que estaban separados legalmente hacía más de veinte años cuando Diomedes Díaz murió. Esa posición inamovible al parecer es la que está ocasionando todos los problemas, porque dicho vehículo figura a nombre del Cacique y es su última viuda quién ha debido hacerse cargo de pagar todos los partes, impuestos y demás arandelas para que no sea embargada por la Dian. La pregunta es ¿le correspondía a ella cuando quién la usufructuaba era Rafael?

La cantidad cancelada es grande y va en detrimento de las hijas menores del Cacique que son pequeñas y están en el colegio. La deuda se le acumula a Consuelo y los demás herederos no dicen nada, ni siquiera preguntan de dónde sale el dinero para mantener al día las obligaciones tributarias de su papá quién aún muerto figura como propietario de los mismos.

El cuento ahora es que el lío de la camioneta se ha convertido en el detonante de la repartición de los bienes del cantante, porque ya una de sus hijas del segundo matrimonio ha salido a la palestra a acusar a su medio hermano mayor de ¡ladrón! Que le robó la camioneta de su papá a Consuelo Martínez y haberlos engañado asegurando que la utilizaría para adelantar las vueltas de la herencia. Esto sucedió en el 2013. Las cosas se han tornado mucho más virulentas precisamente por la ausente de rendición de cuentas de su hermano mayor de las diligencias adelantadas sobre el tema y el porqué a ellos no les han entregado ni un solo centavo de esos dineros.

La verdad es que cada día las cosas se complican más y al parecer el dinero dejado por Diomedes no es del volumen esperado debido a los compromisos dejados por el en vida. Pareciera una herencia maldita. Entre los bienes inmuebles, regalías, derechos y demás la cantidad no es tan grande para repartir entre veintiuno y menos sino se ponen la camiseta y defienden sus intereses cada uno.

Este cuento del vehículo ha mostrado algunas feas interioridades de lo que está sucediendo con la herencia del Cacique que irán aumentando en la medida que cada uno de sus hijos reconocidos entren a reclamar lo que les pertenece. Muchas cuentas tendrá que dar Rafael que debería estar dedicado al crecimiento de su carrera musical y no a éstas minucias de una plata que se está tornando absolutamente conflictiva en la medida que las cuentas no aparecen completamente claras.

Este lío tendrá más capítulos. ¡No lo duden!

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO