La hora de Navarro

12 de diciembre del 2013

“Quién sabe si nos siga sorprendiendo y nos avise que cambia el senado por la alcaldía.”

El pasado lunes Antonio Navarro se convirtió, en pocas horas, en el personaje político de la semana. En horas de la mañana, el exalcalde formalizó su decisión de inscribirse como cabeza de lista del partido Alianza Verde para el Senado de la República, decisión con enormes repercusiones políticas.

Navarro demostró que, a diferencia de la mayoría de los políticos, escucha el clamor de sus copartidarios y seguidores y antepone los intereses del país a sus aspiraciones personales. No es fácil renunciar a participar en una consulta para la escogencia de un candidato a la presidencia cuando se tiene buen registro de favorabilidad en las encuestas y un gran terreno por ganar. Navarro, a diferencia de Petro, no genera resistencia en los estratos altos y los del estrato bajo, al igual que a Petro, lo ven como alguien cercano, alejado de lo que ellos mismos denominan como “vicios de la clase política” y reconocen en él a un buen ejecutor que mostró buenos resultados en la Alcaldía de Pasto y la Gobernación de Nariño.

Con todo ese arsenal a su favor, Navarro prefirió jugar por la paz. Entendió que será el Congreso de la República en donde se desarrollarán los acuerdos a los que esperamos se llegue en La Habana, y que él tiene mucho que aportar. Navarro no estará en la bancada del Gobierno pero no le va a temer a Álvaro Uribe ni a sus copartidarios. Sabe que como pocos tiene una gran autoridad para defender el proceso de paz, y temas tan espinosos como la participación en política de miembros de las FARC. Navarro es un claro ejemplo de que apostarle a la paz da resultados y puede enseñarle a los ciudadanos que él cumplió con sus compromisos de reincorporación a la vida civil, al tiempo que le demuestra a la guerrilla que sí es posible hacer política sin balas.

Pero esta decisión del expresidente de la Constituyente del 91, también sirvió para poner fin a las especulaciones sobre las divisiones al interior de los verdes. Por el contrario, fortalece al naciente partido y le asegura su llegada al Congreso de la República.

Pero no habían transcurrido 8 horas del momento de su inscripción, cuando Navarro volvió a sorprender. Se presentó en el balcón de la Alcaldia Mayor de Bogotá para estrechar un fuerte abrazo a Gustavo Petro y expresarle su solidaridad por su destitución. No lo hizo a la escondida, sino frente a una nutrida manifestación en la plaza de  Bolivar que para esa hora era registrada por las principales cadenas de televisión.

Con su presencia allí quedó claro que Petro respalda la lista encabezada por su exsecretario de Gobierno. Ya las encuestas están mostrando que el alcalde está recuperando favorabilidad y que hará todo cuanto esté a su alcance para ganarse terrero entre los ciudadanos.

Muy seguramente para la fecha de la elección de Congreso Gustavo Petro no sea el burgomaestre de la capital, ni pueda aspirar a cargo público alguno. Pero su salida coincidirá con el fragor del debate electoral y nadie le impedirá hacer campaña. En Bogotá Petro cuenta con gente que lo quiere, más de lo que imaginan muchos habitantes del norte de la ciudad.

Petro cuenta con una gran fortaleza en los estrados 2 y 3 de la ciudad, acostumbrados a elegir por fuera del aparato político. Pero también cuenta con una gran hinchada en la Costa. No olvidemos que en Magangué se metió en momentos en donde nadie se atrevía y logró ganar la Alcaldía del Municipio.

El partido alianza verde, en cabeza de Antonio Navarro, será quien se beneficie de esta situación. Que nadie se llame a engaños, si bien Petro no podrá volver a ser elegido, se ha convertido ésta semana un en gran elector y nos ha dejado claro que lejos de retirarse de la escena política su participación será para rato. Para eso tiene copartidarios como el propio Antonio Navarro.

Es jueves y la semana no ha terminado. Las encuestas conocidas muestran al mismo Navarro liderando los sondeos de intención de voto en una eventual elección de Alcalde de la Bogotá. Quién sabe si Navarro nos siga sorprendiendo y antes del domingo nos avise que cambia el senado por la alcaldía. Allí no solo acompañarían los de Petro. Igual, en cualquiera de los dos escenarios tiene los astros a su favor.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO