La paz no ha llegado

La paz no ha llegado

7 de marzo del 2017

Se equivocan los que creen que la tarea para el próximo gobierno, no es la de consolidar la paz. Muchos caen en este error por esa ingenuidad muy colombiana de creer que las tareas ya están hechas cuando apenas comienzan. Pero la mayoría pregonan otras prioridades por pura y física vileza, maldad o mala leche. Creen que la paz es patrimonio de este gobierno y que cuando Santos se vaya debe llevarse el tema con él.

La paz no está hecha, se está construyendo apenas y con muchos desafíos y dificultades todavía. Basta mirar en qué etapa inicial estamos de las muchas planteadas en los acuerdos de la Habana. Tenemos por delante todo el proceso de reincorporación efectiva de los ex combatientes a la vida civil y civilizada. Enfrentamos el gran reto de construir el proceso de justicia transicional a partir de la conformación del TJP. Hay la obligación de transformar las zonas dominadas en su momento por la guerra en zonas de progreso e inclusión y ni hablar de lo que significa construir una nueva democracia para la garantía de participación plena en política de los nuevos actores.

De manera que el trabajo que se viene es mucho mayor que el que se ha realizado hasta el momento.

Por supuesto sin la firma que se obtuvo el año pasado, después de varios e intensos años de negociación no estaríamos hoy donde estamos. Pero el camino sigue siendo un largo y peligroso recorrido hacia un mejor futuro. Eso es, nada menos, lo que debe enfrentar Santos en los meses que le quedan y quien gane la presidencia en los próximo cuatro años.

La paz no es de Santos, es de todos y todas las colombianas, de sus generaciones futuras y de las víctimas que quedaron tendidas en el largo e infame conflicto. Por eso no nos vengan ahora con cuentos de que hay otras prioridades para el próximo gobierno.

¿Que es importante luchar contra la corrupción? Por supuesto que sí, mil veces en estos años de conflicto la corrupción esquilmó los recursos de inversión para los más pobres y las zonas más vulnerables. Con el desarrollo de los acuerdos de paz, no podemos tolerar que se pierda ni un centavo y por eso es fundamental vigilar las inversiones que se están haciendo con este propósito. Recordemos que no hay nada que corrompa más las instituciones que la guerra misma, una situación en la que todo vale, hasta pagar por falsos positivos, es el caldo de cultivo para los bandidos que aprovechan su cuarto de hora en una institución del Estado.

¿Qué es importante la infraestructura? Claro que sí, un país en paz, debe ser un país que permita el desarrollo integral en sus regiones, que genere vías para comunicar territorios olvidados, para generar empleo y para hacer más fácil la vida en comunidad. Pero sin paz estable y duradera la infraestructura seguirá siendo lo que ha sido hasta ahora, retazos de carreteras para que circulen camiones de una ciudad a otra, sin incluir más de la mitad del país en sus planes.

¿Qué es básica la seguridad ciudadana? Verdad sin duda. Las bandas y su delincuencia organizada, en microtráfico, extorsión y asaltos, son derivaciones de una guerra que alimentó la cultura del dinero fácil y el uso de las armas para la consolidación del poder económico, social y político.

Todos estos retos son urgentes pero pegados a estructurar y desarrollar los acuerdos con las Farc y avanzar en la paz con el ELN. Sin estas dos condiciones seguiremos siendo el paisito atrasado y excluyente que hemos sido durante toda nuestra vida republicana.

De manera que no comamos cuento, el programa más necesario para un futuro gobierno es la continuidad de éste en lo que respecta a la paz. Podrán criticar a Santos por otras cosas y apartarse de su labor en muchos aspectos, sin olvidarse de su más importante logro, que así les duela a muchos y así el presidente esté en un grado muy bajo de aprobación, es un legado fundamental para la Colombia del mañana. No regresemos al pasado en peleas intestinas por mezquindad política, apreciemos y cuidemos lo que nos deja este gobierno como herencia para el futuro: la paz.

www.margaritalondono.com

http://blogs.elespectador.com/sisifus

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.