La política es dinámica, dinámicamente grotesca

La política es dinámica, dinámicamente grotesca

15 de mayo del 2018

El tono de burla que se usa para pronunciar la famosa frase “la política es dinámica”, tiene mucho que ver con el oportunismo, el lentejismo, la traición, también la desilusión y sobre todo la corrupción que hacen que muchos miembros de los partidos se cambien de bando, se traicionen entre sí, o incluso conformen movimientos para combatirlos. La historia política de América Latina del siglo XX y lo que va corrido del XXI así lo demuestra, el dinamismo en la política no es para avanzar en favor de los ciudadanos, el resultado de su ejercicio es más para dividir aún más a las naciones, empobrecer a los más desprotegidos, permitir la violación de los derechos humanos y el asalto descarado a las arcas de los estados.

En América Latina no todo está perdido, afortunadamente el dinamismo en algunos casos conduce a enderezar lo que otros hicieron mal e impedir que regresen poder. Ecuador es un ejemplo, el nuevo presidente Lenin Moreno ex vicepresidente de Rafael Correa, resultó tan dinámico contra su exjefe que tan pronto asumió el poder   en mayo de 2017, se apartó de su línea política y de la de su partido, retiró de sus funciones a su vicepresidente Jorge Glas del movimiento oficialista Alianza País, que los eligió a los dos, porque sobre el pesan acusaciones de corrupción y por si fuera poco impulsó una Consulta Popular y un Referéndum para suprimir de la constitución Nacional  la reelección presidencial indefinida, con lo que le cierra el paso a Correa.

En Brasil, las movidas con apariencia de lucha anticorrupción no parecen estar muy claras. Michel Temer le volteó la espalda a su jefe Dilma Rousseff cuando le adelantaron en el Congreso Nacional el impeachment y fue retirada del cargo con una sanción de ocho años sin poder ocupar cargos públicos. El segundo al mando no renunció, muy orondo posando de honesto se quedó, la reemplazó y ahora es recibido en los pocos actos públicos a los que se atreve a asistir con un “Fora Temer” (fuera Temer ) que retumba en todo el país y que hace prever que también puede haber un impeachment contra él gracias a las pruebas que el Tribunal Supremo reveló y que lo vinculan con  la corrupción que sembró la firma brasilera Odebrecht y al señalamiento del Fiscal general que dijo que Temer capitaneaba un núcleo político organizado para captar sobornos.

Perú no se escapa a lo dinámico de la política, la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski está revelando componendas, traiciones y luchas fratricidas. El sucesor de PPK como se le conoce al dimitente jefe de estado, Martín Vizcarra, quien fuera su Vicepresidente designó a uno de sus enemigos como Presidente del Consejo de ministros a César Villanueva, principal promotor de la segunda moción de destitución en el congreso. Por otro lado, hay guerra a muerte entre dos de los hijos de Alberto Fujimori, depuesto y condenado presidente, Keiko excandidata presidencial quien perdió con PPK y Kenji el favorito de su padre tiene más fuerza electoral que ella. Son fuerzas contrarias que se enfrentan como en una película de Ninjas, los de Keiko se conocen como los Mototaxi y los de Kenji Los Vengadores. La poderosa líder del partido Fuerza Popular fue quien lideró la divulgación de un video en el que se ve a su hermano sobornando a un congresista ofreciéndole contratos de obras públicas a cambio de su voto a favor de PPK y que lo obligo a renunciar.

Y en Nicaragua donde el presidente Daniel Ortega se encuentra en la cuerda floja, el dinamismo político es curioso, de los 8 comandantes del Frente Sandinista que lo acompañaron en su lucha por derrocar al dictador Anastasio Somoza en  1979 solo uno, Bayardo Arce, de los seis que están vivos, lo apoya y está a su lado, el resto o son sus críticos y opositores como Henry Ruíz y Luis Carrión, o no comparten la forma como gobierna como Victor Tirado, quien le aconseja que se retire del poder y Jaime Wheelock quien con el hermano de Daniel,  Humberto Ortega ni lo apoyan ni lo combaten, simplemente les es indiferente. Mientras tanto el Movimiento Renovador Sandinista hace un tiempo dijo que el triunfo de la revolución se debe celebrar como la salida de un dictador y no el que asumiera otro en su lugar.

Pero como la dinámica implica movimiento el regreso al círculo de Daniel Ortega de Edén Pastora, más conocido como el Comandante Cero, famoso exlíder guerrillero de la lucha contra Somoza a quien la prensa del mundo convirtió en héroe por haberse tomado el Palacio Nacional en agosto de 1978, hoy se dedica a dragar el río San Juan a través de un millonario contrato con el gobierno. Este otrora carismático personaje que con el triunfo de la revolución recibió el grado honorífico de “Comandante  Guerrillero y de Brigada del recién conformado Ejército Popular, entre otros reconocimientos, poco tiempo después se convirtió en enemigo y opositor de Ortega, se refugió en Costa Rica donde conformó el grupo Alianza Revolucionaria Democrática, ARD para combatir al Frente Sandinista por no estar de acuerdo con el rumbo del gobierno que se conformó tras la caída de Somoza y que estuvo encabezado por Daniel Ortega, el mismo que fuera el jefe de Tomás Borge, Jefe de inteligencia de Nicaragua quien al parecer fue quien infiltró al falso fotógrafo con una bomba en la rueda de prensa  el 30 de agosto de 1984 en la Penca en Costa Rica, para asesinar a Edén Pastora quien daba una conferencia de prensa. Él Salió ileso pero tres periodistas murieron y 22 quedaron heridos. Por lo visto, o por el millonario contrato, ya perdonó a quienes ordenaron su muerte. ¡Como se está ejerciendo hoy la política es dinámicamente grotesca!

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.