La semilla de la Presidencia

21 de junio del 2018

Así se gestó la carrera presidencial de Iván Duque.

La semilla de la Presidencia

Durante mi ejercicio periodístico en el Noticiero del Senado entrevisté en diferentes oportunidades al hoy electo Presidente de la República, Iván Duque. Pero fue hasta abril de 2015 cuando tuve un amplio diálogo frente a cámaras con un senador que apenas tenía nueve meses de experiencia en el legislativo y ya era visto como una de las voces autorizadas en temas económicos en el Congreso.

Su llegada al Senado fue silenciosa; a través de la lista cerrada del Centro Democrático encabezada e impulsada por el expresidente Álvaro Uribe. Muy pocos allí con experiencia legislativa y mucho menos política, entre ellos Iván Duque.

Fue entonces durante aquella nota periodística que nos hizo saber, al interior de un aula de clase como docente universitario, que en su trabajo académico y legislativo no dejaba nada a la improvisación.

Duque fue un nombre que se fue abriendo espacio en un uribismo ávido de nuevos liderazgos. De allí que hace poco más de dos años y medio que seis de sus compañeros de bancada en el Senado empezaron a respaldar la intención de Iván Duque de participar en una consulta interna del Partido.

Esta célula uribista, integrada por Daniel Cabrales, Jaime Amín, Ernesto Macías, José Obdulio Gaviria, Alfredo Rangel y Everth Bustamante, fue bautizada por el mismo Duque como el “grupo semilla”. Fue en una reunión a finales de 2015 en la que se gestó la aspiración de Duque de llegar a la Casa de Nariño.

Posteriormente, el 6 de diciembre del año pasado, 18 congresistas más manifestaron su apoyo a través de una carta enviada al líder natural del Centro Democrático, Álvaro Uribe, en donde le pidieron que Duque fuera el candidato de esa colectividad.

Es claro que la estrategia de campaña del uribismo mantuvo a este grupo político en la retina y tímpanos de los ciudadanos; primero con los recorridos por todo el país y las mediciones a las que se sometieron los cinco precandidatos durante los últimos cuatro meses de 2017, y luego la consulta interpartidista en marzo de este año con el exprocurador Alejandro Ordóñez y la hoy Vicepresidenta electa, Martha Lucía Ramírez; todas ellas superadas por Duque.

Fue una estrategia que permitió un crecimiento progresivo para Iván Duque, que se reflejó en los 4.038.101 votos para él en la consulta del 11 de marzo; luego los 7.569.693 votos que obtuvo en primera vuelta presidencial el 27 de mayo; y finalmente los 10.373.080 sufragios que alcanzó el domingo pasado en segunda vuelta.

Del denominado “grupo semilla” solo Jose O. Gaviria y Ernesto Macías repetirán curul en el próximo Congreso; los demás aspiraron pero no les alcanzó y hoy se perfilan a integrar el Gobierno de Duque de acuerdo a las comisiones legislativas que integraron; Cabrales tiene vocación agropecuaria y experiencia en temas de medio ambiente, vivienda y desarrollo territorial, Rangel es experto en seguridad y Amín en asuntos políticos y constitucionales.

Iván Duque como nuevo presidente de los colombianos tiene el reto de convalidar su victoria en las urnas a través de un Gobierno que en efecto genere confianza y una al país.

@jairespitia

PD: Con este texto me estreno como columnista en Kienyke.com, portal por el que tuve un satisfactorio y feliz paso como Jefe de Contenidos.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO