La tierra…planeta expósito

18 de marzo del 2011

El mundo se ufana de los avances de la tecnología en las últimas décadas que tienen su frente más agresivo y más exigente en las comunicaciones. Los seres humanos son cada vez más ciudadanos del mundo están más informados tienen más referentes de vida de pensamiento y por lo mismo más interacción y más libertad. Quiere decir que las opciones de los individuos las comunidades las naciones son todos los días mayores y que el hombre se confronta a sí mismo y compara sus propias realidades con las de los demás estén donde estén de manera permanente y que detrás de la información y de ese cotejo se acerca a realidades que le parecen más cautivantes bien sea para imitarlas o para hacerse a ellas. Internet es el principal agente de esa evolución en la medida que la persona dirige la brújula de su información según su interés y su curiosidad al tiempo que transmite sus señales individuales da a conocer sus ideas sus opiniones sus propuestas bajo su propia identidad. El planeta es cada vez más transparente más dinámico y por lo mismo más complejo y menos manipulable. Menos domeñable.

El perfil de los liderazgos en el mundo y la capacidad de la humanidad para organizarse en el marco de esa dinámica global no cambian con igual profundidad y velocidad. El planeta tiene dirigentes provincianos que administran a la defensiva sus intereses políticos y los intereses y las realidades locales de cada país sin visiones comprensivas trascendentes de mayor abarcadura. Y las organizaciones internacionales aparecen cada vez más confundidas en su impotencia y en el agobio delante de las situaciones y las demandas que les llegan a la mesa. Se comportan como montoneras sin instrumentos adecuados de trabajo. Las reuniones más selectas de personalidades de países poderosos son patéticas. Cada vez es más evidente la perplejidad de estos mandatarios frente a los acontecimientos y la incapacidad de identificar acciones que contribuyan a resolver problemas y facilitar el progreso y bienestar de la humanidad.

Los ejemplos de situaciones que tienen en jaque a los “líderes” mundiales y los hacen ver cada vez menos importantes y menos interesantes y menos líderes a la vista del público son numerosos. Las migraciones crecientes entre los continentes el comercio de psicotrópicos la crisis económica mundial la explosión popular del Magreb y el terremoto con tsunami del Japón son ejemplos de fenómenos planetarios sin respuestas planetarias y demuestran la perplejidad y la desorientación de los dirigentes del mundo y de las organizaciones de la comunidad internacional cuyos comportamientos no solo son erráticos sino peor equivocados y conducentes al caos del mundo.

La humanidad dará en algún momento sus líderes de perfil planetario que sustituyan a estos de ahora tan parroquiales tan poco poderosos tan poco visionarios. Esperemos que sea pronto y que mientras estas revelaciones se dan no haya demasiadas tragedias y demasiada destrucción ambiental.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO