¿Verdadera licitación?

22 de julio del 2016

Algo se está cocinando alrededor de los dos nuevos canales de televisión.

opinion

Poderosas corrientes subterráneas se están moviendo alrededor de los dos nuevos canales de televisión  próximos a ser adjudicados. Aunque esta última palabra sería un sofisma de distracción porque al parecer todo está consumado, como dice la sabiduría popular.  El Canal Uno, actualmente de participación mixta con capital del Estado y privado, dejaría de ser RTVC sin ninguna platica oficial, para ser de reconocidos empresarios de los medios, especialmente periodísticos.  

Las reuniones en la ciudad de Miami entre Yamid Amat, Daniel Coronell, Jimmy McNamara, antiguo presidente de Telemundo y el “Pato” Patricio Wills, son cada vez más frecuentes. Incluso se habla que por fin un expresidente de la República tendría canal propio de televisión.  ¿A quién se refieren?  ¿Será de casualidad a César Gaviria, muy cercano a los intereses de Noticias Uno?

Algo se está cocinando por esos lados desde hace varios meses y no es otra cosa que la Cadena Uno, por cierto en este momento sostenida por CM& la noticia, que se la ha echado al hombro en asocio con RTVC.  La piedra en el zapato, ¡Oh gloria inmarcesible! Es Jorge Barón, otro duro de la televisión, desde hace casi cincuenta años en la Cadena Uno.  Un icono indiscutible de esa frecuencia televisiva.

Por el otro, la cuarta cadena o canal abierto de televisión sería para la fusión de City TV  y el canal de cable El Tiempo, el más visto en esta modalidad hasta el momento.  Por los lados de esa empresa se ha escuchado decir a los funcionarios acerca de la ampliación del canal local y la unión con El Tiempo TV, modernizando equipos, ampliando alianzas, trabajando como hormiguitas para generar nuevos proyectos, que concluyen que por ese lado se está cocinado algo y bien monumental.

Los dos duros licitantes se miran con respeto hasta el momento.  Hablan de inversiones, aterrizan propuestas, hacen cuentas, ajustan presupuestos, arman parrillas competitivas optimizando el camino para adueñarse de la nueva torta de la televisión colombiana. Hasta el momento todo bien.  Sin embargo, como son zorros viejos con olfato agudo en materia de negociaciones, no descuidan al rival.

En previsión de ese acontecimiento, por los lados del Canal Uno los aspirantes a la mano de la princesa están estructurando un plan defensivo, en caso casi improbable, pero no descartable, de que los señores de El Tiempo se decidan no por la frecuencia de City sino la del Canal Uno, ya totalmente montada para emitir a nivel nacional, al ser poseedora de la red más grande de transmisores que reforzaría la calidad de la señal como un plus para la era de la digital. Si falla esta tienen la primera.

Ese detallito es la piedra en el zapato para los ofertantes. ¿Pido el Canal Uno o me lanzo con la fusión del local y de cable?

Por lo pronto Jorge Barón no está dispuesto a dejarse sacar por las buenas de su casa televisiva por muchos años.  Está dando la pelea por la vías legales a sus compañeros del canal.

Lo cosa se pone interesante porque hasta el momento no se sabe de ninguna otra empresa involucrada en esta pelea por el Canal Uno y el nuevo.

El tsunami sigue tomando fuerza, esperemos que cuando salga a la superficie no haga tanto daño a los televidentes, los últimos en participar en esta pelea de gigantes.

Aquí se medirá el poder adquisitivo de los socios capitalistas.  ¿Cual lo logrará?

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO