“Se lanzaron sobre el toro y lo fueron despedazando vivo…”

“Se lanzaron sobre el toro y lo fueron despedazando vivo…”

17 de abril del 2017

La paz y la guerra en Colombia: un asunto del pasado, del presente y del futuro. Y nada más contundente para plantear el asunto de la violencia en el país y hablar de justicia o impunidad que este breve relato del escritor Pedro Gómez Valderrama, en el prólogo de El Bogotazo:

-“Dos semanas antes del viernes 9 de abril de 1948, hubo en la Plaza de Santamaría una corrida de toros, a la cual asistí.

El último toro resultó, infortunadamente, mansurrón, lento, sin ningún brío, sin respuesta alguna a los esfuerzos de los matadores, cuyos nombres no recuerdo.

En el momento de la muerte, y después de ocho o diez pinchazos, el público ardía de ira. Un espontáneo se lanzó al ruedo. Después cuatro, cinco, diez, hasta que el público entero se volcó sobre la arena. Todos se lanzaron sobre el toro, y poco a poco fueron despedazándolo vivo, mientras se oían sus terribles mugidos. Unos arrancaron las orejas, otro la cola hasta que el animal quedó descuartizado en vida por el público”.

Francisco Barbosa (docente-investigador de la Universidad Externado de Colombia, doctor en Derecho Público) pone por delante este relato en su libro “Justicia transicional o impunidad”? para señalar enseguida que “la guerra en Colombia tiene raíces históricas que deben ser explicadas para entender la trascendencia del logro de la paz con la guerrilla más antigua del continente y con la que el Estado colombiano ha combatido por más de 50 años”.

Humberto De la Calle, negociador de los acuerdos con las Farc, en representación del gobierno, dice que “de este libro hay que destacar la oportunidad, la visión panorámica alejada de cuestiones episódicas, la disciplina del autor y, sobre todo, el aire fresco de la mirada supranacional a los complejos problemas que tuvimos que afrontar en las conversaciones de La Habana”.

-Ve la luz (sigue De la Calle) en el momento oportuno. Confiemos en que una mirada como ésta, genuinamente académica, que arranca desde las raíces del conflicto y profundiza en los grandes gemas de manera objetiva y sistemática, contribuya a disipar la neblina mefítica y truculenta con la cual se quiso empañar el proceso de paz”.

Barbosa es optimista:

“El funcionamiento de eta jurisdicción es lo que vendrá a demostrar que la justicia de transición concebida en Colombia sea un modelo, alejado de la impunidad. Por lo menos, en la normatividad puede concluirse que el sistema aborda los aspectos de la justicia transicional, convirtiéndose en un paradigma en la resolución de procesos de este tenor.
La historia y las generaciones venideras juzgarán este esfuerzo normativo que le enseña a un mundo en el que renacen los conflictos y en el que el terrorismo asola a las poblaciones, que Colombia pudo dejar atrás más de 50 años de guerra y violencia”.   

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.