Los ídolos se van por la puerta grande

19 de marzo del 2016

Casos como los de Raúl, Real Madrid, y Humberto Suazo, Colo Colo, no se deben repetir.

La controversia que desató la publicación de Omar Pérez en redes sociales, en la que anunció su retiro de Santa Fe por sentirse maltratado, presuntamente por el director técnico del club, volvió a despertar la polémica sobre la forma como se debe tratar y despedir a los ídolos de los clubes deportivos. En el mundo, casos como los de Iker Casillas y Raúl González, en Real Madrid, y Humberto Suazo, en Colo Colo, son ejemplos de jugadores amados por las hinchadas que han salido por la puerta de atrás de sus instituciones.

Junto con Yulián Anchico, el diez argentino es el atleta que más títulos ha conquistado con la camiseta ‘cardenal’. No obstante, su ventaja frente al primero es que el creativo ha sido el capitán del plantel en la mayoría de éstos y, sobre todo, ha sido el eje del onceno bogotano durante los últimos años. Aunque Pérez no fue titular en la obtención de la Copa Sudamericana, su simple presencia en el grupo de jugadores aportó a la unión del plantel y generó respeto, no sólo de los aficionados y sus compañeros, sino de los rivales.

Los últimos años de Independiente Santa Fe han sido de ensueño para sus seguidores. Desde el 2009, cuando Omar llegó al ‘león’, la historia del primer campeón cambió drásticamente. En sus primeros meses con la camisa ‘albiroja’, el argentino levantó la Copa Postobón, la primera que conquistaban los santafereños en veinte años, tras la de la Copa Colombia, en 1989.

Esa celebración marcó el inicio de la gloriosa etapa ‘cardenal’ con el argentino al frente. Su séptima estrella en el balompié local, que llegó a adornar su escudo en el primer semestre de 2012, culminó con 37 años de sequía en este campeonato y fue nuevamente Pérez quien levantó el trofeo, como lo hizo en el certamen del 2014-II y la Superliga, en 2013 y 2015.

En Colombia, hay muchos ejemplos de homenajes que, de alguna u otra forma, los planteles le han hecho a sus ídolos. Las despedidas de Mauricio ‘Chicho’ Serna, Víctor Aristizábal y Faustino ‘Tino’ Asprilla que les hizo Nacional con partidos especiales en Medellín; el regreso, hace pocas semanas, de Mauricio Molina a Independiente Medellín; las banderas y encuentro deportivo en reconocimiento a la labor de Bonner Mosquera en Millonarios, y el nombramiento de varios exjugadores en cargos administrativos y de divisiones menores en el mismo Santa Fe son sólo algunos ejemplos de esto.

Los ídolos se deben respetar y, aunque nunca deben estar por encima de las instituciones, su labor debe ser reconocida, más cuando han llevado a sus equipos a la gloria y, en el caso puntual de Pérez, ésta no ha sido sólo a nivel nacional sino internacional. Casos como los de las salidas, por la puerta de atrás, de grandes iconos como Iker Casillas y Raúl González, en el Real Madrid, y Humberto Suazo, en Colo Colo, no deben darse en el balompié. Por el contrario, una entidad debe reconocer y darle la más brillante despedida a quienes han luchado por sacarla adelante y otorgarle alegrías.

@FelipeTrujilloB

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO