Megaobras Bogotá

7 de marzo del 2019

Opinión de Juan Pablo Camacho

Megaobras Bogotá

Si bien la línea del Metro no va a resolver los problemas estructurales de la ausencia de un sistema de transporte multimodal, no podemos frenar el progreso, ya falta poco para que abran licitación, lo peor que puede hacer el Polo Democrático y la izquierda es demandar el Metro. El siguiente Alcalde tiene que trabajar en un plan maestro que haga los estudios de las siguientes líneas del Metro que conecten en el futuro a toda la ciudad de manera efectiva.

A esto se le deben sumar obras estratégicas como la ALO, que va a conectar el sur y el norte de Bogotá por el occidente y algunos municipios de Cundinamarca, resulta de vital importancia en temas de competitividad y movilidad la construcción de esta importante avenida que además con mucho orgullo según el artículo 6 de la ley 1172 del 2007 llevara el nombre de mi papá, Roberto Camacho Weverberg. Creo fundamental que las calles lleven nombres de importantes personajes de la vida nacional en diferentes disciplinas: médicos, deportistas, artistas, científicos, empresarios y políticos. A la política hay que darle altura y reconocer a quienes lo han hecho, pues de ella dependen las decisiones más importantes de nuestra sociedad.

Además de estas dos obras fundamentales tenemos que buscar financiamiento para la troncal de Transmilenio por la Avenida Boyacá, también se construirá el Transmilenio por la séptima o la Nueva Séptima que en un futuro reemplazaría por un tranvía o un metro subterráneo. La plata de la valorización debería devolverse a los contribuyentes como se hizo en Pereira y buscar otras fuentes de financiamiento de las obras con recortes en gastos distritales, por ejemplo, la reparación de la 134 entre la autopista y la séptima que cuesta 49.000 millones de pesos se podría financiar acabando la mayoría de los 20.000 contratos de prestación de servicios que el alcalde Gustavo Petro entrego a dedo.

Las obras anteriormente mencionadas serán contratadas por la empresa Metro S.A. y por el IDU, se unen a un paquete de 75 por un total de $15,3 billones de pesos (equivalentes a 5.000 millones de dólares) y exigirán un esfuerzo en materia contractual y operacional muy grande para la ciudad, pero son fundamentales para asegurar una Bogotá futura.

Además, se vienen diseños para 56 obras por cerca de 300 mil millones de pesos y se espera un colapso cuando se empiecen a ejecutar, sin embargo, es la única manera de salir del atraso en el que se encuentra la capital en materia de infraestructura, recordemos que debido a diferentes factores Bogotá tiene muchos más habitantes de lo que se había previsto y hoy tiene la capacidad de una ciudad de 5 millones de habitantes cuando ya casi está en el doble si incluimos los flotantes.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO