El mejor REGALO para Bogotá

El mejor REGALO para Bogotá

21 de diciembre del 2018

El barrio El Regalo, en la localidad de Bosa, fue galardonado como el más limpio de Iberoamérica, por el Premio Internacional “Gaviotas”. Ese sí que es el mejor regalo de fin de año para la Capital de la República. ¿Cuál es el secreto de este barrio popular en el occidente de la ciudad?, la pasión, el amor y la disciplina para organizar a la comunidad.

Ana Inés Vásquez es una mujer ejemplo de amor por su barrio y el principal artífice de este logro. Ella, como miembro de la Junta de Acción Comunal, llevan más de 12 años comprometida con transformar las 11 cuadras de su barrio.  El compromiso con el planeta y la solidaridad para con los más vulnerables son su principal fuente de inspiración.

Al recorrer cada una de las cuadras es impresionante la limpieza de las calles. Es evidente el esfuerzo de cada casa por embellecer su fachada y por cumplir los acuerdos de cuidado de la cuadra. Algunos de estos compromisos son el de barrer el frente, sacar la basura a tiempo para que sea recogida, participar de las jornadas de limpieza y separar en la fuente los desperdicios.

Cada casa se ha comprometido a tener tres recipientes para manejar sus residuos y reciclar. Uno para el compost o desechos orgánicos, el segundo para todos los sólidos como latas, plásticos, papel y cartón y el tercero para el resto de desechos.  La mayoría de estos residuos aprovechables son vendidos y se han convertido en una fuente de ingresos adicionales para los hogares.

La historia del barrio incluye una forma de construcción; las casas tienes entre tres y cuatro pisos. Inicialmente se hace el primer piso para vivir, cuando hay un poco de plata se construye el segundo piso y se arrienda la planta baja para inquilinos o se monta una tienda. Luego con mayores ahorros y créditos de bajo monto, se levanta el tercer piso. De inmediato se arrienda el piso segundo en habitaciones completas con todos los servicios. Se crea una fuente adicional de ingresos. Las familias del barrio El Regalo son emprendedoras.

Otros en cambio en los últimos pisos hacen terrazas y hacen una serie de huertas urbanas donde cultivan legumbres, tomates, cebollas y hierbas aromáticas, además de una variedad inmensa de plantas suculentas. Los adultos mayores del barrio son los encargados de cultivar, cuidar y promover estas huertas.

Así mismo, en el segundo piso del salón comunal, han construido un novedoso jardín infantil manejado por la misma asociación de padres y en convenio con el ICBF.  En este lugar se imparte una educación que promueve en los niños el amor por el barrio y un compromiso con el cuidado de la naturaleza. A los padres se les entregan semilleros de plantas para sus huertas con las puntas de las botellas de plástico y el compost que se produce en las mismas casas.

Caminando el barrio se respira un aire tranquilo y de armonía, se nota que es una comunidad comprometida. Encontramos en uno de los salones a un grupo de madres voluntarias cristianas haciendo un taller a jóvenes. Les enseñan sobre valores y a pensar en su proyecto de vida.

Bogotá sería otra, sí se logrará que sus más de 1.000 barrios tuvieran la organización y el amor por la comunidad que tiene el Regalo.  A veces tantas discusiones sobre los megaproyectos de la ciudad, ignoran que la vida de una familia transcurre en su barrio. Así como la familia es a la sociedad, el barrio es a la ciudad. Si las familias funcionan bien, la sociedad funciona bien. Si sus barrios funcionan, nuestra Bogotá también funcionará bien.

Feliz navidad y gracias a Ana Cecilia y a su barrio por este Regalo para la capital.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO