¿Menos dinero para ciencia?

6 de junio del 2019

Opinión de María Piedad Villaveces

¿Menos dinero para ciencia?

En el mes de abril, el gobierno nacional, liderado por la Ministra de Minas María Fernanda Suárez, presentó ante el Congreso un proyecto para reformar el artículo de la Constitución que, desde el 2011, estableció que el 10% de las regalías que recibe la nación deben destinarse para proyectos de ciencia, tecnología e innovación.

Los motivos que argumentó la Ministra Suárez son dos:

  1. Es necesario que haya mayor inversión en los territorios en donde se explotan los minerales y
  2. El Sistema ha sido lento en la asignación de los recursos, lo cual ha implicado una acumulación de saldos importantes que para el bienio 2017-2018: cerca de 4,5 billones de pesos.

Sin embargo, el documento del gobierno no explica ¿por qué en el proyecto que presentaron al Congreso quitaron la obligatoriedad de destinar el 10% a proyectos regionales de ciencia, tecnología e innovación? En cambio, dejó estableció que en la distribución regional habría la posibilidad de presentar proyectos para ciencia, tecnología e innovación y para inversión regional para las entidades territoriales.

En caso de que esta propuesta del gobierno llegase a prosperar, el sector de ciencia, tecnología e innovación perdería una fuente importantísima de financiamiento pues entre el 2012 y el 2018 el sector ha recibido $2’311.351’015.858, frente al cada vez más golpeado presupuesto de Colciencias que, en el mismo periodo, fue de $2.611`246.000.

Desde la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia, hemos hecho seguimiento a la financiación de la ciencia, la tecnología y la innovación con recursos de regalías y podemos dar cuenta de que poco a poco los/as investigadores de las universidades han empezado a usar los recursos de regalías para financiar sus proyectos. También fuimos partícipes de la reforma que se estructuró para mejorar el proceso de asignación de recursos que hoy, por primera vez, está liderando Colciencias con el fin de respetar la regionalización de la ciencia de forma eficiente.

Desde el 2012 ha habido financiamiento importante para la ciencia en las regiones. Truncar procesos de apropiación social de la ciencia a nivel regional implicaría un reversazo dramático que tendría un efecto negativo en la alfabetización de conocimiento científico.

La financiación de proyectos de ciencia con recursos de regalías no es fácil. Sin embargo, en un país en donde tradicionalmente el sector ha estado sub-financiado, perder esos recursos sería fatal para aquellos y aquellas que creemos que Colombia se debe proyectar en el siglo XXI con base en el conocimiento.

@mapi_villaveces

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO