Ejecutar bien

26 de enero del 2015

Esta semana, al término de un Consejo de Ministros, el presidente Juan Manuel Santos, resaltó la ejecución (por encima del 87%) que varios ministros tuvieron respecto al presupuesto de inversión del 2014. De acuerdo con sus declaraciones, los ministros que mejor hicieron la tarea fueron los de Educación, Vivienda, Cancillería, Cultura, Minas y el Director de Planeación Nacional.

Sería sano para el gobierno y para el país, que en el próximo Consejo de Ministros, el jefe de Estado mostrara el impacto de esas inversiones en cada uno de esos sectores, ya que las noticias que nos llegan a través de los diferentes medios de comunicación, muestran un sistema educativo costoso y de mediana calidad, miles de poblaciones sin acueducto y alcantarillado (como en La Guajira y el Chocó), fronteras libres de narcotráfico y contrabando, pocos museos y bibliotecas públicas, contaminación de ríos y tala de arboles por la minería ilegal, despilfarro de recursos de regalías a través de los cuestionados cupos indicativos y atrasos en las grandes obras de infraestructura vial del país.

Sobre la cartera de Agricultura, el presidente Santos se limitó a informar sobre la ejecución del Censo Agropecuario. La verdad sea dicha, con tantos cambios en la cartera agraria, era muy difícil esperar buenos resultados. En cuatro años fueron nombrados tres ministros, se manejó con criterio político las entidades técnicas, el Congreso de la República no ejerció liderazgo en las reformas estructurales que requiere urgente el sector y hubo demasiada improvisación y deplorables resultados en los programas de ayuda al sector rural.

Para corregir estos errores del pasado y planear una gestión eficiente, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, tendrá que exigirles al Ministerio de Hacienda, el giro oportuno de los 4.5 billones de pesos del presupuesto de inversión de este año; al DANE, la entrega inmediata del Censo Agropecuario; al DNP, las recomendaciones de la Misión Rural y al ministro de Gobierno, la agilización de las leyes que cursan en el Congreso y que son de gran utilidad para el sector agropecuario. Con estas herramientas tendrá suficientes garantías para volver el campo un negocio rentable.

Los indicadores de gestión estarán centrados en el aumento de la superficie agrícola para sustituir gran parte de las importaciones de alimentos que ya superan los 10 millones de toneladas al año, en el incremento de los rendimientos por unidad de tierra o animal, en la disminución de los costos de producción y la admisibilidad de nuestros productos (carne de res, frutas y verduras) en los mercados de Estados Unidos, la Unión Europea y Corea del Sur.

Tal como lo anuncié en una reciente columna, el presupuesto de inversión del 2015, no tendrá problemas de ejecución. Varios ministros del despacho, saben muy bien que su futuro político dependerá del desempeño y gestión que tengan sobre esos recursos de inversión. Para gobernar bien, hay que ejecutar bien.

En el tintero: Les está jugando una mala jugada el fenómeno de El Niño al ministro de Medio Ambiente y el director del IDEAM, llueve a cantaros en varias regiones del país.

*Consultor en financiamiento agropecuario

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO