Sí a la paz, no al plebiscito

Sí a la paz, no al plebiscito

31 de agosto del 2016

A pesar que el Gobierno Nacional sostuvo que los acuerdos que culminó con las Farc cumplieron todos los estándares de la justicia colombiana e internacional, el texto entregado tiene grandes vacíos y persisten las dudas sobre diferentes temas.

No obstante que en reiteradas ocasiones el presidente Juan Manuel Santos afirmó que habría justicia, lo cierto es que los responsables de crímenes de guerra y violadores de los Derechos Humanos, no pagarán un solo día de cárcel efectiva.

A esto se suma el ‘sapo’ de la participación en política para los cabecillas de las Farc, ya que se les premiará años de terror y muertes con cinco curules en el Senado y cinco en la Cámara.

Adicionalmente, se les otorgará 16 curules por circunscripciones especiales de paz, hecho que genera una profunda desigualdad pues además de no tener que  sacar un solo voto para legitimar su elección, va en desmedro de los partidos legítimamente constituidos y de las comunidades indígenas y afros, estos últimos con menor representación en el Congreso.

Así las cosas, será el Congreso por cárcel para los narcoterroristas, y valdrá lo mismo un voto  que un muerto en Colombia.

Pero además, la guerrilla no devolverá un solo peso para la reparación de las víctimas con los miles de millones de dólares producto del narcotráfico, pero en contraste, los desmovilizados recibirán beneficios económicos por más de 10 millones de pesos para mantenerse en su proceso de reintegración.

De la misma forma, queda en evidencia el proselitismo armado que podrán hacer en el plebiscito, puesto que mantendrán las armas antes, durante y después de las elecciones. Un engaño más al país.

No contentos con lo anterior, tendrán cuerpos privados de seguridad compuestos por desmovilizados a quienes se les entregarán armas oficiales para proteger a sus dirigentes, lo cual representa una falsa desmovilización. Esto sin contar que ya han comenzado a incumplir con sus compromisos durante la negociación en relación a la entrega de los menores de edad en sus filas.

Es por esto que no podemos premiar el engaño, no podemos premiar la mentira. Por eso invito a todos los colombianos que queremos una paz, estable, digna y duradera, a votar no en el plebiscito. A votar en contra del engaño y a votar en contra del premio que le quiere dar el Gobierno a las Farc.

Por: Santiago Valencia G.

Representante a la Cámara

@sanvalgo 

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.