No cuadran las cifras del Censo para Bogotá*

16 de noviembre del 2018

La semana pasada el DANE presentó las cifras del censo de población 2018 para Bogotá y varias ciudades capitales. La verdad es que esas cifras no cuadran y es necesario revisar de inmediato que está pasando. Los resultados del censo son fundamentales para todas las decisiones de políticas públicas del Distrito Capital. La ciudad está […]

No cuadran las cifras del Censo para Bogotá*

La semana pasada el DANE presentó las cifras del censo de población 2018 para Bogotá y varias ciudades capitales. La verdad es que esas cifras no cuadran y es necesario revisar de inmediato que está pasando. Los resultados del censo son fundamentales para todas las decisiones de políticas públicas del Distrito Capital. La ciudad está en un momento crítico pues está ad portas de presentar el Plan de Ordenamiento Territorial para los próximos 12 años, para ello, es de vital trascendencia saber cuántos somos y cuánto vamos a crecer como población y en viviendas durante ese periodo de tiempo.

El problema se generó cuando el gobierno nacional del Presidente Santos no hizo el censo en el año 2015 como correspondía. De acuerdo con los estándares internacionales, los censos en un país se deben hacer cada diez años. Por otra parte, se quiso innovar en una primera etapa a través de la realización del censo vía internet, con resultados desastrosos, además de problemas operativos y de déficit presupuestal para la terminación del censo que recibió la administración del Presidente Duque. Estos tropiezos en la realización del Censo deben ser superados para garantizar la fiabilidad de los resultados.

Para el caso de Bogotá, el Censo de 2005 señalaba que Bogotá tenía 6.778.691 personas y proyectaba al año 2018 una población de 8.181.047. Lo que significada un crecimiento anual de 1.38%. Sin embargo, la semana pasada se informó que el censo 2018 arrojaba que el Distrito Capital tiene una población de 7.150.000 personas. Ello significa una diferencia de 1.402.356 menos de lo proyectado.

A simple vista y después de observar el crecimiento de la ciudad en los últimos años, además de comparar con datos de otras fuentes, las cifras de crecimiento de población y viviendas no cuadran para el periodo de tiempo 2005 al 2018 a no ser que los datos iniciales del 2005 estuvieran erróneos, o si aún hay dificultades con las cifras de cierre del Censo 2018. Dónde se perdieron esos 1.5 millones de personas que deberían vivir en Bogotá y hoy no aparecen?

Revisando las cifras oficiales de algunas actividades que podría determinar cuánto creció el Distrito Capital entre el 2005 y 2018, se pueden observar ciertas constantes y similitudes. De acuerdo con la información del Catastro los predios residenciales crecieron en 557.509 en ese periodo de tiempo. Los suscriptores del Acueducto crecieron en 573.523 y los suscriptores de energía eléctrica aumentaron en 484.994. De acuerdo con el mismo censo de edificaciones del DANE, las viviendas terminadas fueron 582.850.

El número de hogares reportados y verificados, crecieron en ese periodo de tiempo mucho más que los que está dando el resultado final del Censo 2018. Si se toma la cifra final que es de 7.150.000 y la del Censo 2005, 6.778.691 habría una diferencia de 371.309 personas. Si se dividen por el tamaño de hogares los estimando por el mismo censo, 2.9 personas por hogar, Bogotá hubiera crecido solo en 128.037 hogares. Como se mostró en las cifras de registros administrativos de diferentes entidades, el crecimiento fue como mínimo de 484.994. Hay algo que no cuadra y es urgente revisar.

Para la sostenibilidad de Bogotá y la calidad de sus políticas públicas es vital tener cifras del censo confiables. Los cálculos de coberturas y subsidios de los programas sociales son hechos con base en estas proyecciones. De hecho, los ingresos tributarios y transferencias nacionales hacia la ciudad pueden verse afectadas.

Las proyecciones del Plan de Ordenamiento Territorial se hacen con base en el número de viviendas actuales y sobretodo, se requieren las proyecciones de crecimiento de población; lo cual permite determinar cuántas viviendas debe construir la ciudad en los próximos 12 años. Un censo confiable es fuente fundamental de información para organizar el crecimiento de la ciudad.

La información del censo es vital para la actividad privada, los constructores por ejemplo, pueden definir sus planes de ampliación e inversión con base en estos datos de crecimiento, inclusive el tamaño de las viviendas.

Se requiere con extrema urgencia una reunión de coordinación entre el Distrito Capital para afinar y revisar los resultados presentados. Si es del caso, actuar de forma urgente para poder hacer un ajuste en las encuestas post-censo que se han planteado.

Bogotá es una metrópolis en crecimiento, no solo por la gente que nace o la que llega buscando oportunidades, sino también por los flujos migratorios ocasionados por la violencia y ahora con la llegada de venezolanos. Necesitamos tener un censo confiable para proyectar su futuro.

*Diego Molano

Concejal de Bogotá

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO