No firmen sin que nos entreguen a los niños

21 de septiembre del 2016

Santos no puede firmar el 26 sus acuerdos con las FARC si estos terroristas no han liberado a los niños.

Por qué las FARC no nos han devuelto los niños que mantienen cautivos? Podrán decir esto y lo otro, argumentando cualquier cosa, para postergar al infinito la entrega de los niños. Es decir, para no entregarlos nunca porque de repente esos niños ya no existirán, ya sea porque se volvieron adultos o porque quedaron, sencillamente, en el olvido.

Pareciera que la sentencia de la Corte Constitucional que estableció los requisitos para la firma de los acuerdos de La Habana quieren pasársela por la galleta. Y así no son las cosas. Algo de institucionalidad queda en Colombia y ella impide que Santos y Timochenko hagan lo que les venga en gana. ¿Cierto señor Procurador?

Esto no es tomando del pelo, la cosa es muy grave. Santos no puede firmar el 26 sus acuerdos con las FARC si estos terroristas no han liberado previamente a los niños que mantienen en estado de esclavitud. Y no soy yo el que lo dice, es nada más y nada menos que la Corte Constitucional. ¿O me equivoco?

¿Será que los motivos políticos de unos están por encima de los derechos de los niños? De ninguna manera. Eso es lo que tengo entendido. Los derechos de los niños están por encima de todos los demás. ¿Cierto? Me parece que eso es lo que dice la Convención sobre los Derechos del Niño. Y para no equivocarme busco la página de Unicef en donde está escrito que hay unos “principios fundamentales”: La no discriminación, el interés superior del niño, el derecho a la supervivencia y el desarrollo, y la opinión del niño.

¿Será que esos derechos son respetados por quienes los arrebataron de sus casas para obligarlos a las peores formas de trabajo infantil? De ninguna manera. Considero que es la más grave violación de los derechos humanos en el mundo la que están cometiendo la FARC con los niños “incorporados” a sus filas. Y que los colombianos tenemos una carga de culpa inmensa e igualmente la humanidad entera.

Dice la Convención que “los países deben promover una participación activa, libre y significativa de la infancia en las deliberaciones para tomar decisiones que les afecten”. ¿Los niños de la FARC participaron activa y libremente en las deliberaciones de La Habana? ¿O es que las decisiones tomadas en Cuba entre puros viejos no los afectan? Y en los acuerdos se hicieron los locos y no mencionaron a los niños. ¿O se les olvidaron?

Me aseguran, los que saben de derecho, que se le puede exigir a Santos que no firme si no nos han entregado a la totalidad de los niños. O mejor, que la Corte Constitucional puede impedir esa firma al no haberse cumplido esta condición.

Vamos por partes: ¿Que al firmar los acuerdos le entregan el país a un grupo terrorista? Algunos creemos que si, otros dudan de eso. Unos han leído los acuerdos otros no. ¿Y de los niños qué?

¿Qué no entregan las armas? Ya lo han dicho los mismos cabecillas pero hay personas de tan noble corazón que esperan que se apiaden y las entreguen algún día. Vaya y venga. ¿Y de los niños qué?

¿Que van a mantener el negocio del narcotráfico estos bandidos? Indiscutiblemente pero hay quienes creen que desaparecerá el maldito negocio de la coca. Está bien, ya veremos que pasa. ¿Y de los niños qué?

¿Qué les van a entregar millones de hectáreas productivas a los que mantendrán las armas y el tráfico de drogas? En eso tampoco nos ponemos de acuerdo. Pero, ¡qué carajos! que se las entreguen y listo, que con eso se quedan contentos, piensan algunos. Otros creemos que es tan sólo el comienzo.

Pero ¡que no nos entreguen a los niños! De eso ni hablar. Cargamos ya con inmensa culpa por habernos hecho los de las gafas durante décadas y no habernos manifestado con fuerza en las calles ni haber denunciado ante los organismos defensores de los derechos humanos tamaña infamia. Pero ahora no estamos para juegos.

Que se queden con el país luego de la firma pero que no firmen sin que nos entreguen a los niños.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO