No le ‘jalamos’ al desmonte de subsidios de energía

No le ‘jalamos’ al desmonte de subsidios de energía

16 de febrero del 2019

Esta semana nos enteramos con sorpresa que en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2022 se plantea disminuir los subsidios de energía y gas para los estratos 1 y 2, y eliminarlos para el estrato 3. Hay alarma con justa causa entre los colombianos, pues sería un duro golpe a sus finanzas personales. En particular, sería muy mala noticia para los habitantes de la costa que padecen a Electricaribe y esperan la entrada del nuevo operador en este año 2019. Sin embargo, hay anuncios positivos: por un lado, no habrá alza en las tarifas de energía en la costa durante la liquidación de Electricaribe y, por el otro, en el Congreso nos opondremos a cualquier desmonte de subsidios de energía y gas en el país.

La Constitución Política de Colombia plantea los subsidios para todos los servicios públicos en procura de garantizar la calidad de vida de los ciudadanos, especialmente los más vulnerables. La ley 142 de 1994 en su artículo 99.6 señala que los subsidios no pueden exceder del 50% para el estrato 1 ni del 40% para el estrato 2. En cuanto al estrato 3, el subsidio está previsto en el 15%.

En el año 2006 fue promulgada la ley 1117 que creó temporalmente, hasta diciembre de 2014, unos porcentajes especiales de subsidios exclusivos para los estratos 1 y 2: 60% para estrato 1 y 50% para estrato 2. Este subsidio es aplicable para los servicios de energía y gas cuando su uso domiciliario sea distribuido por red de tuberías. En otras palabras, excluye a aquellas zonas no interconectadas y allí el porcentaje de subsidio es el aplicable según la ley 142, explicada en el párrafo anterior. La ley 1117 ha venido extendiéndose durante los últimos años y más recientemente por la ley de presupuesto de 2018, la cual amplió hasta el 31 de diciembre de 2019 la vigencia de la misma.

Ahora bien, es innegable que en el Plan Nacional de Desarrollo se busca eliminar el subsidio de energía del 15% para el estrato 3. Además, debemos aclarar que los subsidios de Gas Natural domiciliario actualmente sólo apoyan a los estratos 1 y 2, ya que para el estrato 3 se eliminó en años anteriores. En cuando a los subsidios de energía y gas para los estratos 1 y 2 no entendemos cómo el mismo Gobierno Nacional que amplió la ley 1117 para finales de este año se pueda contradecir ahora y busque reducir el porcentaje de subsidio a los habitantes de diferentes zonas del país que necesitan esa ayuda.

Cabe recordar que alrededor del 75% de la población colombiana vive en los estratos 1, 2 y 3. Es injusto que en un país con enormes desigualdades se pretenda desmontar los subsidios para servicios vitales como son la energía y gas a los más vulnerables. Por tal motivo hemos anunciado que nos opondremos desde el Congreso de la República a este despropósito. Junto a la bancada caribe ya anunciamos que actuaremos en bloque porque nuestra región, en particular, ha tenido que sufrir en los últimos años el pésimo servicio y los abusos de Electricaribe, así que no respaldaremos ninguna medida que pueda perjudicar más a los habitantes de la costa.

A propósito, no todo son noticias negativas. Esta semana se llevó a cabo en Cartagena la Comisión Accidental para la región caribe con el fin de hacerle seguimiento al estado de la intervención y liquidación de Electricaribe. Allí me reuní con la Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño, con quien dialogué sobre la escogencia de los nuevos operadores que entrarán a prestar el servicio este mismo año. El anuncio de la Superintendente fue claro: no habrá alzas en las tarifas de energía en la costa en virtud del esquema tarifario actual.

El Gobierno del presidente Iván Duque está comprometido con la salida de Electricaribe de la región, la cual venimos clamando desde hace mucho tiempo. Tanto si el reemplazo se da con un solo operador o, al contrario, se decide segmentar el mercado teniendo en cuenta aspectos financieros y de equidad en los sectores sociales que componen la región caribe, la solución es tangible y está más cerca que nunca. En los próximos días inician las obras con recursos por más de $800 mil millones que se destinaron para resolver temas urgentes en materia de infraestructura energética. El objetivo primordial para el gobierno y los habitantes de los siete departamentos de la costa es que lleguen los nuevos operadores, presten un servicio de energía de calidad y cobren tarifas justas.

No descansaremos hasta que Electricaribe se vaya.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.