¡No más asbesto!

19 de junio del 2019

Opinión de Greenpeace

¡No más asbesto!

*Por Silvia Gómez, directora de Greenpeace Colombia

El martes 11 fue aprobado en plenaria en la Cámara de Representantes el proyecto de ley Ana Cecilia Niño que busca prohibir el uso del asbesto en Colombia a partir de 2021, con 131 votos a favor y ninguno en contra.

Hoy podemos decir, de una vez por todas, que el asbesto está prohibido en todo el territorio colombiano por unanimidad. La presión pública y ciudadana fue más fuerte que nunca antes y el poder legislativo no tuvo opción más que escuchar su pedido de una Colombia libre de asbesto. Desde Greenpeace, celebramos esta noticia y la consideramos histórica. Hace tres años que venimos luchando por la prohibición de esta sustancia que enferma y mata, y hoy ese cometido está cerca de convertirse en realidad. Ya pasó de manera satisfactoria la conciliación entre el Senado y la Cámara, y solo queda la la sanción presidencial. Estaremos atentos a que este proceso no se dilate, porque la prohibición de una sustancia tóxica y perjudicial no puede esperar más. Por fin, Colombia dejará de pertenecer al pequeño grupo de países que aún no prohibieron su uso para pasar a ponerse del lado de la salud.

A pesar de las prohibiciones que se multiplican en todos los continentes, los estudios médicos y científicos que demuestran y evidencian su toxicidad y las enfermedades y  muertes que ocasiona, en Colombia la prohibición se postergó y dilató como si vidas no dependieran de esa decisión. Ocho veces se presentaron proyectos de ley para prohibir el asbesto, y siete veces cayeron.

Por eso, las organizaciones que trabajamos en el tema debimos llevar adelante una ardua batalla para, por fin, salvar la vida de miles de colombianos al prohibir esta sustancia tóxica, encabezados por el impulso de Ana Cecilia y Daniel Pineda, su esposo. En el medio, como en toda lucha, hubo obstáculos y adversidades. Luchamos contra el lobby de la industria, las dilataciones en el Senado y el Congreso, y la posibilidad de que el asbesto no se prohibiera, sino que solo se eliminara del territorio nacional. Desde Greenpeace tenemos muy claro que lo que mata no se elimina, se prohíbe de una vez y para siempre. Por eso, celebramos la disposición de diálogo y el acuerdo en el Congreso entre las dos posturas, la de la prohibición y la de la eliminación con posibilidades de exportación del asbesto.

Hoy, por primera vez en doce años, Colombia se encuentra ante un escenario inédito y esperanzador. El proyecto de ley fue aprobado y  solo queda un paso para que la Ley Ana Cecilia Niño sea una realidad. Es bueno saber que los representantes del poder legislativo están optando por la salud, y es aún mejor saber que falta cada vez menos para que la prohibición del asbesto se vuelva ley nacional.

Cuando se apruebe esta ley, Colombia se unirá al grupo de casi 70 países que ya prohibieron su uso, entre los que se encuentran Argentina, Uruguay, Brasil, Perú y Chile, además de miembros de la Unión Europea como Alemania, España, Francia y DInamarca. entre otros. Nuestro país, finalmente, está mirando al futuro y escuchando el pedido de la ciudadanía y las entidades médicas y científicas. Luego de años de lucha, podemos decir que se están tomando decisiones concretas en contra del asbesto y a favor de la salud. La prohibición del asbesto ya es un hecho. El asbesto ha muerto y ahora solo queda que se extienda su certificado de defunción. Será el paso final y definitivo para que la sustancia no robe ninguna otra vida en nuestro país.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO