Norberto, el peluquero, recibe condecoración del Congreso

24 de julio del 2017

Lo elevan a la categoría de “caballero”.

Norberto, el peluquero, recibe condecoración del Congreso

Foto: Kienyke

La primera gestión patriótica de este Congreso será condecorar al peluquero Norberto (Muñoz Burgos), homosexual, excéntrico, estilista profesional y “casado” con Antonio, “por su excelente desempeño a nivel nacional e internacional en el mundo de la belleza”.

La senadora de Cambio Radical Rosmery Martínez Rosales promueve la exaltación, en lo cual es experta su familia. Su hermano (Emilio) , que fue presidente de la Cámara, escandalizó al país condecorando cada semana a cuanto personaje se le ocurrió, algunos disparatados.  Dicen que incluyó en la lista a muchos amigos que vendían lechona en la plaza de El Espinal, Tolima, su pueblo natal. Y a otros “amigos de gustos afines”.

Emilio Martínez fue despojado de su curul por actos de corrupción y también se le halló responsable de alianzas con grupos paramilitares. Pero, como sucede en Colombia, hizo elegir a su hermana primero representante y luego senadora, sin que el país la conozca por nada especial. Bueno, es coordinadora de Cambio Radical y ahora será famosa por el discurso que hará en la condecoración de Norberto (en el grado de Caballero), este martes 25 de julio.

¿Y cómo justifica la senadora la condecoración? –“Como incentivo y reconocimiento a sus más de 50 años de carrera, actualizándose constantemente en cuanto a tendencias internacionales y ofreciendo siempre sus servicios con los más altos estándares de belleza y calidad”.

Norberto, en una entrevista con Soho, dijo que le encanta leer revistas, “pero cosas intelectuales no me gusta leer. Los libros me parecen aburridísimos”.

Y sigue el cronista:

“Uno de sus cuatro french poodle empieza a ladrar.

—No dejen salir al perrito, enciérrenlo para que siga durmiendo, no lo vayan a incomodar —ordena Norberto­—. María, ¿para qué lo va a incomodar?… —luego me mira y dice—: Es que yo creo que uno no debe incomodar a nadie, ni al perro. El respeto para mí es lo más importante en la vida. Uno tiene que respetar a la gente… Yo, por ejemplo, soy muy respetuoso con Toño. Le cuento lo siguiente: como dormimos en cuartos separados, cuando oigo que él apaga la televisión yo le mermo a la mía para no incomodarlo… Creo que una de las cosas que hay que tener en cuenta para tener éxito en la vida es que es indispensable respetar al otro”.

Norberto no tiene la culpa de la condecoración. Y la senadora quizá tampoco. Ante la falta de ideas políticas y propuestas legislativas, esta bulla permite que el país sepa de su existencia y sus $30 millones “bien ganados”.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO