Ver un noticiero en Colombia y llorar

19 de diciembre del 2013

“Los directores saben que está mal, pero se dejan llevar por la corriente”.

Un noticiero en Colombia es prueba de lo que somos, un pueblo animal que se destruye a sí mismo y devora a sus crías día tras día.

Lunes 16 de diciembre

“Video registró golpiza que recibió taxista por parte de un patrullero”. “Mujer que manejaba sin pase atropelló a niño en el sur de Bogotá”. “Condenado a 19 años colombiano que decapitó a su hija en España”. “Por error médico mujer quedó ciega y postrada en una cama”. “Hinchas desadaptados del Cali no soportaron la derrota y salieron a lanzar piedras contra lo que fuera”. “En Medellín, el triunfo de Nacional dejó un sabor agridulce: 128 accidentes de tránsito, tres muertos y 13 heridos”. “Golpiza brutal: policía sin uniforme ataca a un taxista tras discutir por el precio de la carrera”. “Encuentran degollada a joven de 14 años en Cartago”.

Martes 17 de diciembre

“Dos muertos deja aparatoso accidente en la vía Bogotá – Villavicencio”. “Conductor borracho mató a menor y está libre”. “Violento robo en Cúcuta”. “Una jarra de ácido le arrojaron a joven de 28 años en Cartagena”. “Borracho le disparó a niño en Pereira porque pensó que era un sicario”. “Conductor borracho mató a menor y está libre”. “Dos robos en un día en local de Medellín”.

Miércoles 18 de diciembre

Ojalá aquí ya estuviera cansado de leer. “Ladrones en la mira: con ayuda de videos, la Policía capturó a los atracadores”. “Joven de 15 años asesinó a su abuelastro en Barranquilla”. “Pánico en Bogotá por balacera entre policías y presuntos ladrones”. “Continúa el misterio de la niña de 13 años desaparecida en el sur de Bogotá”. “Joven habría sido golpeada y abusada en el Parque Nacional”. “Mientras asaltaban una tienda, ladrones atendían a sus clientes”. “Niña víctima de abuso sexual dio a luz trillizos”.

Jueves 19 de diciembre

“Tres accidentes en Bogotá dejan un saldo de tres personas heridas”. “Conductor al parecer ebrio se chocó en el norte de Bogotá y abandonó el carro”. “Riña entre hinchas cobró una nueva vida en Medellín”. “Pánico en hospital de Bogotá: Momentos de angustia se vivieron en el hospital San José Centro por una balacera en la puerta de la edificación”. “Descuido fatal: con pólvora, una niña de cuatro años murió tras consumir varios totes”. “Violento desalojo”. “Una bebé de dos horas de nacida fue abandonada en la puerta de una vivienda en Funza, Cundinamarca”.

Desgracias parecidas consumimos todos los días y por eso es que somos capaces de ver el noticiero mientras almorzamos sin atragantarnos. Por cosas así, la presentadora Jessica de La Peña es capaz de mandarse un bocado de comida al aire, entre noticia y noticia, sin lamentos. No es su culpa. Le pasa lo mismo que a los televidentes, que pocas veces se asombran porque constantemente son bombardeados con asesinatos, robos, accidentes de tránsito y videos de seguridad que ni siquiera son “noticia” sino que están ahí para mostrar la degradación de la gente. Puñaladas, disparos y grescas. Todos los días, a toda hora.

Ver un noticiero en Colombia y llorar. Eso debería pasar. Sin embargo, falta mucha sensibilidad editorial para decidir no mostrar (ni ver) más a la gente matándose porque sí en nuestra cotidianidad. Eso ya dejó de ser llamativo y se convirtió en un lugar común. Es información sin trascendencia.

Los directores de los noticieros saben que está mal, pero se dejan llevar por la corriente. Los videos de seguridad mostrando atracadores, el accidente del taxista y los asesinatos del día, salvo naturales excepciones, solo nos convierten cada vez más en animales fríos y salvajes. Y no hay necesidad de andar mostrando eso. No tiene sentido. ¡Todos los días se roban un establecimiento comercial! ¡Todos los días un loco en Colombia mata a un inocente! Si un noticiero debe mostrar la realidad no debe refregárnosla en la cara. ¿Por qué lo hacen entonces, fuera de la perversa relación que existe entre rating y desgracia?

@javieraborda

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO