Obispo que intercedió con la guerrilla,  media ahora entre alcalde y gobernador del Tolima

Obispo que intercedió con la guerrilla, media ahora entre alcalde y gobernador del Tolima

10 de julio del 2016

El alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, confirmó que se sentará a conversar con el gobernador Oscar Barreto, a instancias del obispo Flavio Calle Zapata.

Los dos funcionarios han venido sosteniendo un fuerte enfrentamiento, en discursos, declaraciones y redes sociales, que obviamente dificultan el trabajo administrativo en beneficio de la capital y el Tolima.

Barreto me dijo en una declaración que con Jaramillo era mejor no tener relaciones, pero el alcalde soltó sonora carcajada cuando le hice referencia al asunto.

Es posible también que muchas de las frases tomadas por los periodistas y atribuidas a Guillermo Alfonso, sean de su hermano –Mauricio- contrincante de Barreto en la pasada campaña electoral.

Monseñor Calle Zapata (59 años, antioqueño) , arzobispo de la arquidiócesis de Ibagué, asumió el cargo hace varios meses en imponente ceremonia, donde vistió la sotana que hace cien años lució Monseñor Ismael Perdomo, el primer obispo de Ibagué.

Es experto en diálogos peores. Los periodistas recuerdan que intervino decisivamente en conversaciones “para bajar la intensidad del conflicto entre las Farc, el Eln, y las Auc, en el oriente antioqueño”.

El portal “El olfato” de Ibagué asegura que se avecinan nuevos tiempos entre el gobernador y el alcalde, después de seis meses de ataques mediáticos e indirectas en eventos públicos.

Al parecer, gobernador y alcalde facilitaron gestiones de dos emisarios: Ricardo Orozco, secretario del interior del departamento, y Camilo González, secretario de gobierno del municipio, quienes comenzaron los acercamientos.

O el proceso de distensión, como suele decirse ahora hablando de otros procesos.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.