Pacho Santos: “A mí también me duele lo que dicen de Martín Santos”

Pacho Santos: “A mí también me duele lo que dicen de Martín Santos”

17 de agosto del 2016

El debate político en Colombia ha bajado a las esferas de la sexualidad de los personajes nacionales. Y las redes sociales han servido para estimular la ligereza de los dardos y sugerencias.

El asunto se tornó más áspero con la controversia sobre las cartillas que supuestamente editó el Ministerio de Educación para “educar” a los niños (la ministra lo niega). La polémica, que había podido enmarcar un debate académico de fondo, terminó en la confesión –ya sabida- de que la ministra Gina Parody es lesbiana.

Lea también: Llevaron ‘youtubers’ al Congreso para dar lección de inclusión sexual

Sobre una insinuación de que un hijo del ex vicepresidente Francisco Santos es homosexual (hecha por Martín Santos, hijo del presidente de la República, todos de la misma familia), Pacho –como se le conoce- dijo que “también me duele lo que dicen de Martín”.

-Yo creo que las redes sociales son en gran parte culpables, porque todo el mundo puede decir lo que le de la gana, sin dar la cara, y eso aumenta la capacidad de hacer daño, le comentó a KienyKe.com.  

¿Crecieron sus distancias familiares y personales con la familia del presidente, a propósito del trino de Martín?

No le puedo negar que dolió y dolió profundamente, y le dolió muchísimo a mi familia, a mi mujer, a mis hijos, a Pedro, a Carmen que era o que es, yo creo, muy amiga de Esteban en el colegio, eran muy amigos, no lo podía creer.

Lea aquí: “Álvaro Uribe Vélez, como el buitre, vive del muerto”: Martín Santos

Dolió muchísimo, no le voy a decir que no, abrió una herida profundísima, pero uno tiene que pasar por encima de eso, finalmente es familia y tocará esperar a que acabe el gobierno para ver cómo se restañan estas heridas.

Yo estoy acostumbrado a que me digan paramilitar, a mi me dicen de todo, inclusive del tema del sida, pero eso es parte de la política. Pero que un joven como Martín me hiciera eso, me dolió muchísimo, muchísimo, por él, por su familia, por la mía y entre otras me puso a pensar que hay que ponerse en los zapatos del papá de Gina, del presidente Santos y de la primera dama doña Tutina, el dolor que les debe dar todo lo que en redes sociales dicen de Martín, que también es injusto, y que es duro, y que es terrible y por eso yo no quiero entrar en esa pelea.

Para mi estos temas necesitan otro tipo de discusión, con altura. Sobre el corazón tocará ver cómo se repara con el tiempo.

¿Pero lo que dicen de Martín tiene que ver con su sexualidad?

No, no, con toda clase de cosas, que también es un horror, que también es inaceptable y eso no debería suceder.

Por eso reflexiono: ¿cómo vamos a generar debates sobre reforma tributaria, sobre los temas importantes que vienen, sin hacerle daño al otro, en lo personal, en lo político?

Además: El youtuber que enfurece a los homosexuales

Yo no voy a entrar en el debate de las ofensas personales sino de los argumentos, y el debate de la paz que es el primero, el debate no de la paz sino el acuerdo Santos-Timochenko. Vamos a tratar de convencer a la mayoría de colombianos para que voten No.

¿Y el debate de las cartillas y la educación de los niños?

El país está descuadernado. Se están dando debates que no tienen que darse, o que son subyacentes a los problemas fundamentales como el de educación. Nadie está hablando de calidad, nadie está hablando de alimentación, nadie está hablando de nuestras pruebas PISA, nadie está hablando de cómo vamos a impedir la deserción escolar, o combatir la drogadicción, asuntos fundamentales que pusieron en el asiento de atrás.

Pero en esa pelea han tenido ustedes mucho que ver, los uribistas…

Pues sí, representamos una posición, que en ese sentido lo que le plantea al gobierno es… oiga no trate de imponer las cosas sobre todo en el sector educativo donde hay padres de familia involucrados, arme el debate que tiene que ser, sobre el tema del bullying, los temas raciales y sexuales, que son un problema inmenso en los colegios, y no simplemente promueva una agenda unidireccional, como trató de hacerlo la ministra Gina Parody.

Yo creo que se equivocó y se equivocó profundamente. Creo que le dio un golpe durísimo no solo a la agenda LGTBI sino al tema de discriminación y de bullying en los colegios, dejando lo principal en remojo.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.