Paloma Valencia, “embarazada y feliz”

Paloma Valencia, “embarazada y feliz”

9 de agosto del 2016

La historia con el padre de su hija es, según ella “un amor de telenovela” que empezó hace 13 años durante la celebración del día del profesor en la Universidad de los Andes.

“La chiva” de su embarazo y los detalles los revela la revista Jet Set, que incluye fotos de la pareja.

Lea también: Paloma Valencia y sus desgarradores gritos que provocan terror

A Paloma Valencia Laserna “la envuelve una sensación de plenitud: “Tengo a mi lado al hombre que quiero, estoy esperando un bebé, y soy vocera del partido. Qué más puedo pedir?”

La senadora del Centro Democrático tiene tres meses de embarazo, cuenta la revista, y se casa este fin de semana con Tomnás Rodriguez Barranquer, una especie de genio Ph.D. en Economía de la Universidad de Stanford, y matemático de Oxford y la London Scholl of Economics.

También: Las diez mentiras del cine porno

Paloma, hija de Ignacio Valencia López y Dorotea Laserna, dictaba clases de derecho, y Tomás, hijo del exministro Manuel Rodriguez Becerra y la oftalmóloga Carmen Barraquer Coll, de matemáticas.

Ella fue a esa reunión solo porque quería encontrarse con su director de tesis, Sergio de Zubiría. Pero a quien encontró fue a un desconocido que no paraba de mirarla, y al que finalmente tuvo que saludar de lejos con una sonrisa. Ese fue el gesto que lo animó para acercarse e invitarla a conversar de la vida, de los proyectos, de poesía…”hasta le eché un vino encima”, recuerda Paloma.

Cuando llegó a su casa le comentó a una de sus hermanas que había conocido al hombre de su vida. El hizo lo propio en su casa.

Los nuevos esposos fijarán su residencia en Bogotá, a donde regresará Tomás después de vivir más de diez años en Estados Unidos y España, dice la crónica.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.