24 de agosto, día histórico para Colombia

24 de agosto, día histórico para Colombia

25 de Agosto del 2016

El gobierno y las FARC anunciaron  ayer el fin del conflicto armado de más de cincuenta anos que afectaron  a todo el país y que  produjeron miles   de muertes, millones victimas, dolor, lagrimas, tristezas, angustias, desesperanzas, tragedias, impotencia, rabia, odio, crímenes, destrucciones, y atraso en el desarrollo económico político y social, y permitieron tratamientos desmedidos de gobierno nacionales y extranjeros contra nuestra sociedad, además de crímenes y violaciones de los derechos fundamentales y a la democracia.

A pesar de la firma de la paz del 90, la séptima papeleta, la asamblea constituyente que dio origen a la constitución del 91, ampliando espacios democráticos y mejorando condiciones democráticas, la guerra y la violencia política se mantuvieron y a pesar de los intentos de negociación del conflicto interno armado de los gobiernos de Samper y Pastrana y las decisiones de acabarlos militarmente en los ocho años del presidente Uribe y los primeros de santos. Fue solo la determinación acertada del gobierno y aceptada por las FARC que puso fin a la guerrilla de las FARC  y posibilitó el inicio y surgimiento de un nuevo periodo de vida nacional  con su participación como movimiento político.

Lamentable que a la par no se vinculara el ejercito de liberación nacional ELN, y se lograra el sometimiento de los grupos de paramilitares y narcotraficantes que siguen siendo  obstáculos graves que impiden un cese definitivo de la violencia y el uso de las armas como método de confrontación política y de negocios .

Pero la noticia es alentadora y positiva y de buen recibo en el país  y el mundo, y sobre todo un importante alivio para una sociedad que además de ser victima de la pobreza, la miseria, las desigualdades, la antidemocracia y la humillación también sean las principales victimas de la violencia y la guerra irracional provocada por el establecimiento gobernante y por quienes equivocadamente pensaron que con la lucha armada cambiarían el país .

Ahora viene la campana del plebiscito para refrendar los importantes acuerdos que ayudan aliviar las desgracias que viven las mayorías nacionales. Luego la tarea es hacer una pedagogía no partidista sino nacional y patriótica para ganar con el voto mayoritario del SÍ .

No  se  trata de apoyar al gobierno ni a sus equivocadas políticas económicas y sociales, ni de derrotar  como va a pesar, la campaña oportunista de los negativos . Se trata de ganar la opinión mayoritaria de ciudadanos y ciudadanas a favor de los acuerdos que son positivos, generosos, contribuyen a fortalecer la democracia, afianzar la paz y acabar  con la violencia y caminar hacia la construcción del nuevo país.

El presidente y su gobierno, los gobiernos regionales y locales, los parlamentarios, diputados, concejales y ediles, los partidos políticos, los movimientos sociales, los empresarios, y en general todos los que se sientan con algo de opinión e influencia no pueden utilizarla la campana a favor de sus propósitos particulares, seria además fortalecer los negativos,  porque todos algo tenemos que ver con la violencia de tantos años.

Lo que necesitamos es convencernos que votar positivamente, es ayudar a salvar a Colombia de tantas   plagas que nos han invadido y que el remedio es el SI…

El gobierno debe explicar masivamente el alcance de los acuerdos, garantizar la seguridad de los insurgentes, facilitar los medios para que sus tareas y compromisos se cumplan, que su transito hacia la vida civil  y la conformación de partido o movimiento político sea exitosa y que se estimule su decisión de ingresar a la sociedad con aprecio y apoyo.

Qué bueno que progresivamente la sociedad sobre todo la más responsable de la vida del país, deje su egoísmo su prepotencia, y su ansias de riqueza y de poder entienda que la redistribución de la riqueza, la democratización y la transparencia ayudan a lograr una nación mas tolerante, feliz y tranquila.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.